Charlize Theron, irreconocible en su nueva película

Charlize Theron no quiere exagerar ese deslumbrante aspecto que ha incrementado su éxito porque quiere que se la reconozca por su trabajo: "No entiendo por qué la gente cree que uno debe tener un físico perfecto para trabajar en una película. Eso no es así". Por ello, para superar los límites interpretativos impuestos por su propia belleza suele elegir papeles que poco tengan que ver con la apariencia externa, como el de la protagonista de "Noviembre dulce", película para la que adelgazó nueve kilos, no por órdenes del director sino como resultado de su propia búsqueda: "Cuando te comprometes con un papel, casi se convierte en una alegría entrar en él".

Y ahora la actriz se ha metido en la piel de Aileen Wuornos, La doncella de la muerte, considerada la primera asesina en serie de la historia. Abandonada por su madre a los tres meses y víctima de abusos paternos durante la infancia, Aileen Wuornos se convirtió en una prostituta lesbiana que fue detenida por la policía de Florida a principios de los años noventa acusada de haber asesinado a siete de sus clientes. Ella alegó siempre defensa propia, pero fue ejecutada con una inyección letal el 9 de octubre de 2002.

Monster, que así se llamará la película ha sido escrita y dirigida por Patty Jenkins, y tras la aparición de sus primeras imágenes, que muestran a una Charlize Theron desmejorada y demacrada, ya se comienza a especular sobre una posible nominación de la actriz en los próximos Oscar.
La historia de Aileen Wuronos ya había dado lugar a un documental. Aileen Wouornos: The Selling of a Serial Killer, de Nick Broomfield, y un telefilme protagonizado en 1992 por Jean Smart.

Más sobre: