Nicole Kidman, en Cannes: 'Si me enamoro, dejaré de trabajar tanto

by hola.com Cannes se paralizó para recibir a la imparable actriz australiana Nicole Kidman. La esperada estrella de Hollywood sucumbió con sus encantos en el certamen de cine. Acompañada del director Lars von Trier de Dogville, estrenó una de las películas que optan por la codiciada la Palma de Oro de Cannes.

Kidman da vida a Grace, una bella y misteriosa mujer perseguida por la mafia que llega a un pequeño pueblo de las Montañas Rocosas llamado Dogville, donde pide ayuda para que la escondan y la protejan.

Admiradora de Lars Von Trier
Tras la proyección del filme, que obtuvo gran éxito por parte de la crítica, Kidman compareció ante los medios para comunicar su satisfacción por haber trabajado a las ordenes del director danés. "Me emocioné mucho al leer el guión de Dogville, y eso me decidió a participar en el proyecto. Fue una audacia de la que ahora no me arrepiento. Creo que los actores no debemos tener miedo a asumir riesgos". Pese a que la actriz australiana confesó haber pasado momentos duros durante el rodaje, la química entre Kidman y Von Trier se ha dejado patente en la gran pantalla e incluso la actriz ha asegurado que continuará a las ordenes del director danés en dos películas más sobre la historia de Grace: "Lars, voy a hacer la trilogía contigo, ya lo sabes", exclamó. El segundo capítulo ya tiene título: Mandalay.

'Cuando me enamore sentaré la cabeza'
En referencia a su estado emocional, Nicole ha señalado que todavía el amor no ha llamado a su puerta. Sin embrago ha manifestado que estaría dispuesta a reducir sus compromisos laborales si apareciera el hombre de su vida: "Estoy buscando mi sitio y sé que probablemente no haré este trabajo el resto de mi vida. Quizás un día si me enamoro dejaré de trabajar tanto. En un momento de mi vida no podía viajar ni trabajar como lo estoy haciendo ahora con mucho gusto". Y añadió: "Hay otras cosas que me interesan y creo que cuando me enamore pararé y sentaré la cabeza".

Más sobre: