Nicole Kidman y Penélope Cruz contratan guardaespaldas extra para evitar encontrarse en Cannes

La australiana se aloja en un hotel de la ciudad, mientras que la española ha alquilado una casa a las afueras

Nicole Kidman y Penélope Cruz no quieren ni cruzarse en Cannes. La actriz australiana, ex mujer de Tom Cruise y la actriz española, actual pareja del actor, temen encontrarse ante los flaxes de los miles de fotógrafos acreditados para cubrir el Festival de Cine de Cannes y por ello han tomado las medidas necesarias para evitar ese trago.

Penélope Cruz ya es encuentra en la Riviera francesa donde promociona Fanfan la Tulipe, película que protagoniza junto al galán francés Vincent Perez, y que fue la encargada de inaugurar la 56 edición del Festival de Cannes. La llegada de Nicole Kidman, si no se ha producido ya, se espera en las próximas horas. La australiana viene a promocionar su última película Dogville, que opta a la preciada Palma de Oro. El 'morboso' encuentro se podría producir entonces en cualquier momento. Sin embargo las actrices no parecen dispuestas a que se produzca y por ello, tal y como asegura hoy la prensa británica han tomado una serie de medidas para evitarlo.

Distintos alojamientos
Para empezar la actriz española, que aseguró en la rueda de prensa celebrada el jueves que ‘Tom Cruise no vendrá porque está trabajando’, ha alquilado una casa a las afueras de la ciudad, donde se alojará durante su estancia en Cannes. Por el contrario Nicole Kidman se instalará en el lujoso hotel Du Cap, en el centro de la ciudad.

Guardaespaldas extra
Además las actrices han contratado cinco guardaespaldas extra, -que se han asegurado trabajen en distintas empresas de seguridad- para vigilar al ‘enemigo’ antes de realizar cualquier salida. Según informa el diario Sunday Express estos cinco guardaespaldas tienen el único cometido de evitar en todo momento el encuentro de las dos actrices. Para ello deberán revisar antes de la llegada de cada una de las actrices los restaurantes, fiestas y eventos a los que decidan asistir para asegurarse que no está la otra actriz.

A pesar de las medidas tomadas por ambas actrices, la prensa más sensacionalista espera con deleite que finalmente se dé el encuentro. Será entonces cuando ambas tendrán que emplear a fondo, y en la vida real, sus habilidades para la actuación.

Más sobre: