Penélope Cruz, gran estrella de la inauguración del Festival de Cannes

Con el lema ‘Viva il cinema!’ así, en italiano, como homenaje a Federico Fellini, de quien este año se cumple el décimo aniversario de su muerte, el Festival de Cine de Cannes abrió ayer sus puertas. En los próximos diez días un destacable elenco de estrellas y rostros conocidos pasearán su glamour por la alfombra roja del Palacio de Festivales, convertida en una improvisada pasarela.
La 56ª edición del prestigioso certamen se ha convertido nuevamente en punto de encuentro de belleza, derroche y esplendor.

Penélope, tras los pasos de Gina Lollibrigida
La gala de inauguración volvió a convertirse en un delicioso escaparate por el que desfilaron, con el mar Mediterráneo de fondo y entre los aplausos de miles de curiosos congregados a las puertas del Palacio de Festivales, destacadas personalidades del séptimo arte. Pero entre todos los presentes, Penélope Cruz, fue sin duda la gran protagonista de la velada.
La actriz, que esa misma mañana congregó a multitud de periodistas en una rueda de prensa, apareció radiante y bellísima con un escotado y elegante vestido negro y un espectacular collar.

Y es que, como pistoletazo de salida del festival -que cerrará con una versión restaurada de Tiempos modernos de Charles Chaplin- se proyectó Fanfan la Tulipe, película que protagoniza junto al galán francés (de origen español) Vincent Perez.
El filme es una nueva versión del clásico de capa y espada rodado en 1952 por Christian Jacque con Gina Lollobrigida, que estuvo presente en la ceremonia de apertura, y Gerard Philippe. Este remake de las aventuras del libertino Fanfan -nombre de un personaje legendario del relato picaresco francés de los siglos XVIII y XIX, que luego fue rescatado por el cine-, un díscolo, desobediente y mujeriego soldado del ejército de Luis XV ha sido dirigida por Gérard Krawczyk con guión y producción de Luc Besson.

Más sobre: