Tom Cruise vuelve a casa tras finalizar el rodaje de ‘El último samurai’

El actor ha estado 17 semanas en Nueva Zelanda

Tom Cruise dice adiós a Nueva Zelanda, donde deja un poblado club de fans tras pasar 17 semanas rodando ‘El último samurai’. Según informa la prensa local el actor volará hoy mismo en su jet privado rumbo a casa, junto a sus hijos, Isabella y Connor, que han acompañado a su padre durante el rodaje en las Antípodas.

El actor llegó a principios de enero de este año a la región de Taranaki, al norte de Nueva Zelanda, donde se ha llevado a cabo la mayor parte del rodaje y donde se alojó junto a sus hijos en una lujosa mansión por la que los productores de la película pagaban 5.000 euros semanales.

Podría comprarse una casa en Nueva Zelanda
Durante su estancia, Tom Cruise, que recibido varias visitas de su novia, la actriz Penélope Cruz -la última la semana pasada- confesó sentirse fascinado por los paisajes y la naturaleza del lugar. ‘Estoy alucinado con el paisaje, no puedo esperar ni un minuto más para conocer toda esta maravilla. Pienso aprovechar todos mis ratos libres para disfrutar de mis hijos, hacer escalada, surf...’ comentaba pocos días después de su llegada a Nueva Zelanda. Tanto le ha gustado el lugar, que se rumorea que el actor podría estar pensado en comprarse una casa en la región.

Un excelente vecino
Ahora el actor mejor pagado de Hollywood (gana más de 20 millones de euros por película) dice adiós a la tierra de los kiwis y deja tras de sí muy buena impresión entre los que han sido sus vecinos durante cinco meses. Y no es para menos. Tom Cruise consiguió encontrar el caballo de una niño que se había perdido en el monte, ayudó a una familia a cambiar un neumático pinchado de su vehículo, ha donado 1.500 euros para una campaña anti-droga que se desarrolla en la región y otros 7.000 euros a un colegio de la localidad. Todo ello ha hecho que el novio de Penélope Cruz haya adquirido una inusitada popularidad entre sus vecinos, que ya esperan con impaciencia el estreno de la película, al que podrían acudir Tom y Penélope, pero para el que aún no hay fecha fijada.

Más sobre: