'X-Men 2', ¿Quiénes se esconden detrás de las máscaras de las 'chicas mutantes'?

by hola.com Tormenta (HALLE BERRY): Tormenta, cuyo nombre real es Ororo Munroe, puede controlar los fenómenos meteorológicos. Domina los rayos, el viento y la lluvia, lo que le sirve para escapar y protegerse de sus enemigos. Halle Berry, ganadora del Oscar a la Mejor Actriz el año pasado por Monster’s Ball, vuelve a poner su belleza al servicio de esta mutante de pelo blanco y ojos traslúcidos.

Nacida en Cleveland (Ohio, Estados Unidos), es hija de un matrimonio mixto; su madre, enfermera retirada, es ciudadana británica blanca y su padre, Jerome Berry que abandonó a la familia cuando Halle sólo tenía cuatro años, era un hombre de color que trabajaba como auxiliar sanitario.
El pasado año demostró que sus cualidades van mucho más allá de su físico y que, hasta ese momento, había interpretados papeles muy por debajo de sus posibilidades como actriz. Su trabajo en Monster’s Ball, encumbró su carrera su carrera convirtiéndola en la primera intérprete afroamericana que ha conseguido un Oscar a la Mejor Actriz en los 75 años de historia de los premios.

Mística (REBECCA ROMJIN-STAMOS): Diez horas de maquillaje al día y el 60 por ciento del cuerpo cubierto de escamas convierten a la bellísima Rebecca Romijn-Stamos, en Mística, un camaleón humano capaz de copiar la apariencia de cualquier persona que vea, incluso la impresión de la retina y las huellas dactilares.

Rebecca Romijn-Stamos nació hace treinta años en Berkeley (California)y es hija de padre holandés —dedicado a la fabricación de muebles de encargo — y madre americana, y holandesa de origen, que ha sido profesora de inglés. Casada en 1998 con el actor John Stamos, descendiente de emigrantes griegos, añadió al suyo el apellido de su marido y, tras ser descubierta a los dieciocho años como modelo, debutó en televisión dos años antes de contraer matrimonio (ha trabajado mucho en el canal musical MTV), llegó después al cine y hoy —tras su éxito de la primera entrega de «X-Men»— está considerada como la nueva «sex-symbol» de Hollywood.

Dama Mortal (KELLY HU): Al igual que Lobezno, Yuriko Oyama tiene garras en sus huesos. Nunca habla.

El bello rostro de Kelly Hu es reflejo de la mezcla de sangre que corre por sus venas: china, hawaiana e inglesa. Por ello no es de extrañar que Kelly Hu comenzara su carrera sobre una pasarela después de hacerse con el título de ‘Miss USA adolescente’. Italia y Japón fueron sus destinos durante el tiempo que se dedicó al mundo de la moda.
Nacida en Honolulu, Hawai, (según algunas informaciones en 1968 y según otras un año antes) el rostro de la actriz es popular en Estados Unidos por haber participado tanto en campañas publicitarias como en numerosas series de televisión, sin embargo sus apariciones en la gran pantalla no han sido aún demasiado numerosas, consiguiendo su espaldarazo definitivo de la mano de The Rock y gracias a la película El rey Escorpión.

Jean Grey (FRAMKE JANSSEN): Grey es una telépata dotada también de telequinesia, por lo que puede arrojar al vacío objetos pesados con el poder de su mente.

Nacida en Ámsterdam, el carácter intelectual de esta actriz que ha compartido con Halle Berry el haber trabajado con Pierce Brosnan en una de las películas de la saga Bond - hizo el papel de la sexy Xenia Onatopp- le llevó a estudiar literatura en la Universidad de Columbia. Debutó en el cine junto a Jeff Goldblum en el filme Fathers and Sons y entre sus títulos más conocidos se encuentra Celebrity, de Woody Allen, The Faculty, Deep Rising y The House of Haunted Hill. Alcanzó sin embargo su mayor popularidad gracias al papel de Jean Grey, que ahora repite, y la vimos también en Ni una palabra junto a Michael Douglas.

Pícara (ANNA PAQUIN): Con un simple contacto físico puede absorber toda la energía vital de un ser humano dejándolo muerto con solo tocar un parte de su cuerpo. Puede extraer los poderes de otro mutante antes de acabar con él.

Anna Paquin ya se cuenta entre aquellas personas que han entrado con nombre propio en la historia de la Academia de Hollywood. Y es que, esta joven canadiense que ahora tiene 20 años consiguió un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su interpretación en El piano en 1994, cuando aún no había cumplido los doce años. Fue compañera de reparto de Kate Hudson en Casi famosos, película por la que la hija de Goldie Hawn recibió una nominación, y recientemente se ha estrenado en España 25th hour con Edward Norton.

Más sobre: