Exclusiva: Halle Berry, espectacular y seductora

Ttras conquistar el Oscar a la mejor actriz hace poco más de un año por su trabajo en Monster’s Ball, montó una verdadera tormenta, por cierto nombre de su personaje en X-Men, como «chica Bond», ayudando a salvar el mundo en la vigésima película de la saga 007 con su interpretación en Muere otro día, la más taquillera de la serie hasta la fecha. Ahora, Halle Berry, la única «chica Bond» que ha conquistado la codiciada estatuilla, vuelve a proteger el Universo en la segunda entrega de las aventuras de la famosa patrulla de mutantes de comic.

Tan sólo tres días después de haber terminado el rodaje de X-Men 2, Halle Berry lanza un gran suspiro de alivio al poder divisar el final. Después de pasar el año de su vida más agotador físicamente, aunque muy gratificante, Halle, de treinta y cinco años, tiene las esperanzas puestas en algo que merece mucho más la pena: «Por una vez estoy deseando no hacer absolutamente nada», ríe, añadiendo: «Creo que he aprendido eso. Hice Bond; luego, los Oscar; luego, vuelta a Bond, y justo después, "X-Men 2", con sólo dos días libres... Siento que han sido tres años embutidos en tan sólo uno. Han sido grandes, grandes producciones».

Es innecesario decir que el éxito está asegurado con la presencia de Halle en las pantallas. Después de todo, es una de las actrices más demandadas luego de su probado éxito en taquilla. "Ese es el logro del que estoy más orgullosa —dice—. El hecho de que esté en un lugar donde la mayoría de las mujeres de color nunca llegarán, es algo muy grande para mí. Quiero decir que las probabilidades de tener éxito han ido siempre en contra de mí a lo largo de mi vida. Toda mi vida ha sido una lucha. Siempre he sido considerada una minoría y he sido discriminada. Siempre me hacían sentirme «negra» antes que sentirme «Halle» o incluso antes de sentirme mujer o actriz.

Más sobre: