Liz Hurley y Arun Nayar, cada día más enamorados

by hola.com Sólo han pasado cuatro meses desde que iniciaron su romance y ya se habla de que Liz Hurley y su novio, el empresario Arun Nayar, están pensando en la posibilidad de contraer matrimonio. Antes, sin embargo, tendrán que esperar a la sentencia de divorcio de multimillonario de origen hindú, de 37 años, y su aún esposa, la modelo italiana Valentina Pedroni, con la que se casó hace siete años.

Al parecer fue durante un reciente viaje a Bombay con el fin de que la actriz conociese a los padres de Arun, Gunar y Vinod, cuando éste se decidió a plantearle la esperada cuestión, que ella habría aceptado según se ha publicado en la prensa británica. De mutuo acuerdo, sin embargo, no se comprometerán hasta que se solucione la situación y él sea oficialmente libre de nuevo: "Arun esperó a que ellos estuvieran en su país para hacer la propuesta. Quería que Liz conociera antes a su familia para estar seguro". Y aunque parece que la estrella de Austin Powers encontró el beneplácito de la madre de su novio, con la que compartió un almuerzo de más de tres horas de duración., todo apunta a que las cosas no serán tan fáciles.

Otros miembros de la familia se oponen a la relación, especialmente la abuela paterna del empresario, Kailash Nayar, contraria a que los devaneos de la pareja ilustren las portadas de los periódicos, como sucedió durante su estancia en la estación invernal de Saint Moritz, en la que fueron fotografiados besándose: "No quiero que esté con ella. Ha sido muy difícil para mi ver esas fotografías en todos los periódicos. Quizá eso esté bien para actrices como ella pero Arun es un buen chico indio que pertenece a una de las mejores familias de Bombay". Y tampoco ha dudado en confirmar al Mail On Sunday que su ‘nieta política’ se marchó a Nueva York después de que el matrimonio se rompiera. "Todavía la tengo mucho cariño y hablamos mucho por teléfono". Valentina regresó la pasada semana a la India para poner el divorcio en manos de un abogado.

Por el momento la pareja prefiere no hacer ningún comentario al respecto, aunque no duda en prodigarse muestras de cariño allí adonde va, como el pasado 14 de abril en Nueva York, donde se celebró una gala que tenía como fin recaudar fondos para la lucha contra el cáncer. En una anterior aparición de la actriz y modelo esta misma semana en Londres, afirmó tajante. "Estoy aquí para ayudar a recaudar dinero para la enfermedad de Parkinson, que pienso es mucho más importante que mi vida personal".

Más sobre: