Antonio Banderas estrenó el musical 'Nine' en Broadway con gran éxito

Tras varios meses de intensos ensayos, Antonio Banderas estrenó con gran éxito en Broadway el pasado 10 de abril una de las producciones más esperadas de la temporada, "Nine", el musical de Maury Yeston con libreto de Arthur Kopit, adaptación del filme "Ocho y medio" de Fellini, que se estrenó en el distrito neoyorquino en el 46th Street Theatre en 1982 con Raúl Julia como protagonista.

La obra ha supuesto el regreso al teatro del actor malagueño tras varios años de ausencia convertido en una estrella de cine. En ella se lanza a cantar y bailar y se enfrenta al exigente público de la Gran Manzana, siendo el primer español protagonista de una producción de tal magnitud en el corazón del mundo del espectáculo en Estados Unidos. Es este, sin duda, el mayor reto en la carrera de Antonio Banderas que, cada noche hasta el próximo 29 de junio, saldrá al veterano escenario del Eugene o’Neill, teatro donde se representa, como único hombre acompañado por dieciséis actrices, entre ellas Chita Rivera, que saltó al estrellato gracias a "West Side Story", Mary Stuart Masterson, conocida por su papel en la película "Tomate verdes fritos" y Jane Krakowsky, popular gracias a la serie de televisión "Ally McBeal".

Antonio interpreta a Guido Contini, papel que en el filme de Fellini hizo con maestría Marcello Mastroianni, un director de cine en crisis que huye de la realidad y se enfrenta a todas las mujeres de su vida hasta que se da cuenta de que no puede seguir siendo un niño de nueve años toda la vida, edad que da título a la obra: "Es un personaje difícil porque es muy ecléctico. En este musical tengo que cantar doce canciones muy diversas, y eso ha supuesto mucho trabajo y mucho esfuerzo".

Atrás han quedado las duras horas de ensayos y los turnos de doce a los que ha hecho frente el equipo técnico para que todo estuviese listo al levantar el telón, y por delante ocho representaciones semanales de dos horas y media de duración cada una durante los próximos tres meses. En uno de los citados ensayos, concretamente con la mítica Chita Rivera, Antonio afirmó con su característico sentido del humor: "Tengo que bailar un tango con los ojos vendados y me trae de cabeza. Nadie en 50 años ha dejado caer a esta mujer en el escenario y puede que sea yo el primero".

Más sobre: