Winona Ryder, elogiada por el juez en su primera comparecencia tras su condena

by hola.com Winona Ryder quiere continuar su trabajo para la comunidad a pesar de que ya ha cumplido las 480 horas de servicio que le impuso el juez el pasado 6 de diciembre. La actriz, que se enfrenta a tres años de libertad condicional, ha estado ayudando en el centro benéfico contra el cáncer City of Hope, en las oficinas y leyendo cuentos a los niños, como parte de la condena por haber sido acusada del hurto de varias prendas de lujo en un conocido establecimiento de Beverly Hills.

"Es su intención continuar. Ha hecho más horas y será una relación duradera", afirmó su abogado, Mark Geragos, el pasado 7 de abril, fecha en la que Winona compareció por primera vez en los tribunales desde que fuese hallada culpable hace cuatro meses. El objetivo de tal comparecencia no era otro sino evaluar su progreso. Y este, según el juez Elden Fox no podría ser mejor, tanto es así que no dudó en felicitar a la actriz: "Ha realizado lo que le mandó el tribunal", afirmó y precisó que había recibido informes "muy favorables" del citado centro. "Quiero que continúe como hasta ahora. Estos son informes positivos y espero que el próximo también lo sea".

Aún no se ha decidido qué pasará con las prendas sustraídas
La actriz, que también debe someterse a tratamiento psicológico y de desintoxicación de drogas -en su bolso fueron halladas distintas pastillas sin su correspondiente receta médica- deberá volver a los juzgados el próximo 10 de octubre. Mientras, podrá salir del país para continuar su carrera profesional.

Aunque el juez estuvo de acuerdo en los progresos realizados por la estrella de Inocencia Interrumpida, rechazó sin embargo la idea de ésta de organizar una subasta benéfica con los artículos que robó, prendas que según los fiscales los responsables de Saks quieren que sean destruidas: "Su cliente no se debe beneficiar de su delito", afirmó, aunque dejó para más adelante la decisión final.

Imagen de Marc Jacobs
Winona Ryder fue detenida en los lujosos almacenes Saks Fifth Avenue de Beverly Hills el 12 de diciembre de 2001 con artículos en su posesión por valor de aproximadamente 5.500 euros. Un año después, el pasado 6 de diciembre, fue sentenciada a tres años de libertad condicional, una multa de diez mil dólares (aproximadamente 10 mil euros), un programa de desintoxicación y de ayuda psicológica y 480 horas de servicio a la comunidad en tres centros: 240 horas en el City of Hope, 120 horas en una fundación para niños ciegos y otras 120 horas en un centro para el cuidado de niños enfermos de Sida.

Dos semanas después de darse a conocer la sentencia, el equipo de marketing de la firma de Marc Jacobs, el prestigioso diseñador norteamericano, y director creativo de Louis Vuitton, creador de una de las prendas que la actriz sustrajo -un top de 850 dólares- contrató a la artista como imagen de su campaña publicitaria. En ella, Winona Ryder aparece en los probadores de unos grandes almacenes con cara de haber sido sorprendida, y en otras actitudes que recuerdan al vídeo en que, según los tribunales, quedó demostrado que estaba robando.

Más sobre: