La romántica boda de Russell Crowe y Danielle Spencer

Una larga espera
"Hemos estado esperando con ansia este día durante mucho tiempo\", dijo Danielle en contestación a los correos electrónicos de felicitación enviados por los admiradores de la pareja al sitio oficial de la banda de música de Russell Crowe en Internet, www. gruntland. com. Y es que, la boda, el actor, de 39 años y la cantante, de 32, es la culminación de trece años de relación intermitente. La pareja se conoció en 1990 en el rodaje de The Crossing y se separó en 1995 cuando el actor se marchó a Hollywood en busca del éxito, aunque nunca perdieron su amistad. Tras romper su relación con Meg Ryan, a la que conoció en Prueba de vida, Russell Crowe se refugió en Danielle. Poco después reanudaron su noviazgo. El pasado noviembre, Russell pidió la mano de Danielle a sus padres, regalándole un anillo de compromiso valorado en 100.000 euros durante una romántica cena en Darcy’s, el restaurante italiano favorito de ambos en Sydney.

Partido de críquet
Tres días de celebraciones precedieron el enlace de Russell y Danielle. "Todo está marchando magníficamente. Russell y Dani están muy contentos con los preparativos", afirmó Wendy Day, publicista del actor, el pasado fin de semana, momento en el que la pareja compartía con los suyos los días previos a su boda. Los eventos incluyeron un espectacular juego de luces el viernes por la noche y un divertido partido de críquet el sábado entre los equipos "Crowe X1", capitaneado por Jeff Crowe, jugador de la selección nacional de Nueva Zelanda y primo del Russell, y "Spencer X1", capitaneado por Dan Spencer, padre de Danielle, encuentro que terminó con la victoria del primero por 191 a 169. En estos tres días también se incluye una gran fiesta que terminó con el actor tocando junto a su banda de música.

Despedida de soltera en un restaurante exclusivo
El mismo sábado, mientras el protagonista de Gladiator se quedó en el rancho con algunos invitados, Danielle Spencer celebró su despedida de soltera con una cena en el exclusivo restaurante Bentley’s, cerca de Coffs Harbour a la que asistieron sesenta amigas. La novia, que llegó al lugar en un BMW negro, eligió para la ocasión un floreado y favorecedor vestido. Danille y sus invitadas disfrutaron de un menú basado principalmente en el pescado y el marisco en el que no faltaron, atún amarillo, gambas y cangrejos de río, así como algunas especialidades de estilo hindú.

Más sobre: