Hugh Grant: “Estoy preparado. Necesito casarme y tener hijos”

Es uno de los solteros más codiciados del momento y ha potenciado hasta el infinito su fama de galán en las comedias que protagoniza en la gran pantalla. Sin embargo, a sus 42 años, Hugh Grant está dispuesto a ‘ sentar la cabeza’ para convertirse en padre de familia. En una entrevista concedida a la publicación estadounidense Vanity Fair el protagonista de Cuatro bodas y un funeral no ha dudado en sincerarse al respecto: "Estoy preparado. Necesito casarme y tener hijos". "Veámoslo así. Si esta noche fuese a una fiesta y me topase con una chica fantástica, mientras que hace tres años me hubiese decantado por una relación a corto plazo, ahora estoy abierto a la posibilidad de establecerme. Definitivamente".

Su amistad con Elizabeth Hurley
Y es que, aunque se le han atribuido varios romances, el último con Sandra Bullock -ambos lo han desmentido en varias ocasiones -no se le conoce pareja estable desde que en 2000 rompió su relación de trece años con Liz Hurley. A este respecto, sobre la relación que actualmente le une a la modelo y actriz, Hugh Grant aclara cualquier posible especulación: "Está con otra persona", dice refiriéndose a Arun Nayar, multimillonario de origen asiático con el que sale desde hace unos meses, y añade "somos buen buenos amigos". Recordemos que es, además, uno de los padrinos de bautismo de Damián Charles, fruto de la relación de Liz con Steve Bing.

‘Odio actuar en películas’
En otro orden de cosas, le podría haber llegado la hora de tomarse un respiro en su profesión, especialmente teniendo en cuenta sus sorprendentes declaraciones a este respecto. El actor afirma que ‘odia’ su trabajo a pesar de que le ha convertido en un hombre rico: "De hecho, lo odio mucho. Todo tipo de actuación, pero especialmente actuar en películas"; "Soy rico y mi vida lujosa, pero siento una especie de agotamiento nervioso". Afirma, además, que se dedicó a esta profesión ‘por error’ y que sus intereses abarcan otros campos, como por ejemplo escribir, algo que no descarta en un futuro próximo. De hecho, la literatura es una de sus pasiones y la idea de dedicarse a escribir le ronda en la cabeza desde hace tiempo, y más intensamente desde el fallecimiento de su madre, Fynvola, en el verano de 2001, momento en el que el actor ya anunció su deseo de alejarse de la pantalla. "Imagine lo que es, a los 42 años, estar sentado mientras te maquillan y te peinan. Es ridículo".

Más sobre: