El Kodak Theatre engalanado para la entrega de los Oscar, mientras varios actores han confirmado que no asistirán

by hola.com Hollywood ultima los detalles de su fiesta del cine que, por el momento, y aunque será mucho más sobria, sigue adelante. Todo esta listo ya en el Kodak Theatre, la sede de la ceremonia desde el pasado año, para recibir a las estrellas que el próximo domingo asistirán a la gala. Por las circunstancias de la guerra con Iraq y de no aplazarse la entrega de premios, algo que aún no está descartado, el 75 aniversario de los Oscar no lucirá como habría sido deseo de los organizadores. No sólo los invitados no pasearán por la alfombra roja de los Oscar, sino que ya son varias las estrellas que han expresado su deseo de no participar en la ceremonia. Entre ellos Jessica Lange, una de las intérpretes más reivindicativas de Hollywood, Will Smith, uno de los presentadores, cuyo publicista afirmó que "las razones de no ir al evento son meramente personales y se respetan", la actriz Cate Blanchett, que se encuentra actualmente en Londres, donde reside, y no considera apropiado viajar en este tiempo, Giorgio Armani, Donatella Versace, o el director finlandés Ali Kaurismaki, nominado en la categoría de Mejor Película Extranjera. Una de las ausencias más llamativas podría ser la de Meryl Streep, candidata por Adaptation y presentadora, que según el New York Post se lo está pensando.

Los Oscar, plataforma de reivindicaciones
Y el miedo de los organizadores pasa también porque la gala se convierta en un foro político. Sin embargo, y pese al deseo de la Academia de Cine de neutralizar la ceremonia -en la que además se limitado a cinco el número de personas que se pueden mencionar en los agradecimientos- para que no se convierta en una plataforma de reivindicación, será difícil evitar las alusiones al conflicto de Iraq. A este respecto se espera la intervención de Ed Harris, candidato al Mejor Actor de Reparto por Las Horas, quien ha declarado que "uno tiene que decir lo que siente y en mi caso no creo que pudiera evitar un llamamiento por la paz", o Susan Sarandon, una de las figuras más activas junto a Sean Penn contra la invasión estadounidense. Aunque la actriz debe ceñirse al guión, podría ser que aludiera al conflicto.

Hay que recordar, por otra parte, que no sería la primera vez que los Oscar sirven de plataforma para cualquier tipo de reivindicación. La misma Susan Sarandon y su marido, Tim Robbins cambiaron el guión para defender a los refugiados haitianos enfermos de sida, Vanessa Redgrave atacó al antisemitismo y al fascismo cuando subió al escenario a recoger el Oscar por Julia, una india nativa recogió el premio en nombre de Marlon Brando cuando fue galardonado por El Padrino y Richard Gere denunció la situación en el Tibet.

Pedro Almodóvar en Los Ángeles
Pedro Almodóvar, quien ya se encuentra en Los Ángeles junto a Javier Cámara y Leonor Watling se ha unido a las protestas contra la guerra. El director manchego lucirá, al igual que otros invitados, una insignia inspirada en la paloma de la paz de Picasso. Los promotora de esta iniciativa es la organización pacifista Global Vision for Peace, que ha entregado dichas insignias durante un acto informal celebrado el pasado jueves.

Más sobre: