Harrison Ford y Calista Flockhart, cada día más felices y enamorados

by hola.com Han pasado catorce meses desde que Harrison Ford y Calista Flockhart coincidieran por primera vez en la ceremonia de entrega de los premios Globo de Oro del pasado año, donde el actor recibió el Cecil B. DeMille como reconocimiento a toda su carrera, y desde entonces no se han separado. Según se ha dicho lo suyo fue un flechazo, una historia de amor a primera vista que deja corta a cualquiera a las que nos tiene acostumbrados el cine de Hollywood y, aunque nadie apostaba en un principio porque esta relación pudiese llegar a buen termino, lo cierto es que cada día parecen más enamorados.

Fue en Nueva York donde se les vio paseando juntos por primera vez; después, en varias ocasiones fueron fotografiados por Santa Mónica, comiendo sushi en compañía de Georgia, de once años, hija del actor, o desayunando en Montana Avenue junto a Liam, el hijo adoptivo de dos años de la actriz. Sonrientes, de la mano, con gestos cómplices y prodigándose numerosas muestras de cariño apareció la pareja - se comprometieron el pasado 25 de diciembre después de que el actor le regalase a su novia un anillo valorado en aproximadamente trescientos mil euros, y según los rumores están muy cerca de contraer matrimonio- hace varios días en dos actos diferentes, una gala benéfica en Nueva York, en la que coincidieron con varios miembros de la familia Kennedy, y la ceremonia de entrega de los premios del sindicato de guionistas estadounidenses.

Y es que, desde que decidieron hacer público su romance el pasado verano asistiendo juntos por primera vez a un acto social, concretamente el estreno de "K-19- The Widowmaker", filme protagonizado por Harrison Ford, la pareja no ha dudado en pasear su amor allí adonde van. De Harrison Ford, la protagonista de Ally McBeal ha dicho: "Él era mi héroe de acción preferido. Ahora es mi héroe en la vida real. No me puedo creer lo afortunada que soy". Por otro lado, tal es el amor de Harrison Ford hacia Calista que al parecer ha forrado las paredes del dormitorio de su casa de Chelsea, en Londres, con fotos de ella.

Más sobre: