Jennifer López, la gran seductora: Una chica del Brox que hoy cobra 12 millones de dólares por película

by hola.com Pasó por Europa —Berlín, París, Madrid y Londres— dejando la personalísima estela de su belleza y atractivo latinos. Pasó presentando su película «Sucedió en Manhattan» y cautivó a todos. Es Jennifer López, la gran seductora, la gran estrella nacida en el barrio del Bronx, que en el citado filme da vida a una chica puertorriqueña como ella y nacida, a la vez, en ese mismo barrio. Es Jennifer López, la actriz latina mejor pagada del momento (cobra doce millones de dólares por película) y la cantante que lleva vendidas más de veinticinco millones de copias de discos en todo el mundo.

Es Jennifer López, la prometida de Ben Affleck, uno de los hombres más atractivos de Hollywood, con el que planea casarse este mismo año, al que define como su «príncipe encantado» y con el que espera que —tras dos matrimonios rotos (estuvo casada con Ojani Noa y con Cris Judd)— se cumpla el refrán de que a la tercera va la vencida. En esa idea está Jennifer. Está en esa esperanza, y recientemente, recordando sus anteriores relaciones, comentaba: «Estuve casada dos veces, pero aún no he tenido un matrimonio de verdad, hasta el punto de que llegó un momento en el que pensé que el amor auténtico no iba a llegar nunca a mi vida. Y es que cuando miro hacia atrás y veo mis anteriores relaciones, me digo: "¿Cómo pude estar tan equivocada?"».

Jennifer, considerada como una de las actrices más «sexys» de Hollywood, es hija de un técnico en informática y una profesora de guardería, Guadalupe que, por cierto, la ha acompañado ahora en su gira por Europa. Desde muy niña sintió una enorme atracción por el baile y empezó a recibir clases de danza. Siendo una jovencita fue contratada para la gira europea de «Musicales de oro», de Broadway. Posteriormente actuó como corista de Hinton Battle en la gira de Synchronicity por Japón, trabajando también en numerosos vídeos musicales y en algunos programas de televisión.
En 1986, con tan sólo dieciséis años, debutó en el cine con la película «My Little Girl». Sin embargo, la que se puede considerar su verdadera oportunidad no le llegaría hasta que, en competencia con dos mil aspirantes, logró entrar en el coro de la serie de televisión «In Living Color», donde trabajó durante dos años.

Raíces
Jennifer, a la hora de definirse, y aunque domina mucho mejor el inglés que el español, se declara hispana, y comenta: «Es muy importante agarrarte a tus raíces, porque así sabes siempre quién eres y de dónde vienes. Yo me fui de casa por primera vez a los dieciocho años, pero no sería hasta el momento en que, poco espués, me trasladé a Los Angeles cuando empecé a añorar mis raíces, a agarrarme a todo lo que era mi hogar del Bronx. Por ejemplo, a mí, de pequeña, no me gustaba escuchar música española, cosa que a mis padres les encantaba. Pero después, cuando me independicé, empecé a añorar esa música, porque me recordaba mi casa, mi entorno. Y lo mismo me ha sucedido con las comidas: cuando estaba en casa quería probar otras cocinas, y ahora es cuando más echo en falta los platos que prepara mi madre».

Más sobre: