Pamela Anderson, una Cenicienta en el Baile de la Ópera de Viena

by hola.com Pamela Anderson ha perturbado la tranquila vida de los ciudadanos austriacos, al convertirse, pese al disgusto inicial de la aristocracia de aquel país, en la gran estrella del anual Baile de la Ópera de Viena, el principal evento del Carnaval vienés.

La Cenicienta del siglo XXI
Desde el primer momento, y con la ilusión de una debutante que acude a su primer acto social, la exuberante actriz aceptó encantada la invitación a esta gran fiesta, comunicando a sus hijos: "Me voy a un baile como la Cenicienta".

Como cada año, el evento fue organizado por el industrial austriaco Richard Lugner, que suele promocionar el baile contratando a algún astro de Hollywood. Tras unos de los preparativos más convulsos de la historia de esta tradicional cita, que tuvieron en jaque en varias ocasiones a Richard Lugner, Pamela Anderson, vestida para la ocasión con un elegante vestido de color gris perla, y su compañero sentimental, el rockero Kid Rock, asistieron al acto haciendo caso omiso a las críticas. "Los escándalos nos persiguen a donde vayamos. Pero somos personas normales".

Ecologista convencida
Pamela, ferviente defensora de los animales, exigió que la cena fuera a base de verduras y vegetales. Asimismo, e insistiendo en sus principios ecologistas, la actriz presentó antes del baile la nueva campaña de la Organización ecologista PETA, en la que promociona la alimentación vegetariana vestida sólo con hojas de lechuga.

Por otro lado, la pareja, que comenzó a salir hace casi dos años y se comprometió el pasado mes de abril, paseó su amor por las calles de la capital austriaca y recorrió todos sus rincones, sorprendiéndose por la belleza de la ciudad: "La arquitectura y el encanto que desprende Viena son impactantes", comentó la actriz.

Más sobre: