Meg Ryan toma el relevo de Nicole Kidman como rostro de unos conocidos grandes almacenes

Rostro dulce, ojos chispeantes y sonrisa pícara, a sus cuarenta y un años Meg Ryan parece tener el secreto de la eterna juventud. Y eso, junto a la simpatía y la alegría que es capaz de transmitir son, sin duda, las claves de su éxito, claves con la que ha conquistado a millones de seguidores. Pronto serán los espectadores de nuestro país los que caigan rendidos antes los encantos dela reina de la comedia romántica, ya que la actriz se asomará a las pantallas de los hogares españoles como imagen de la nueva campaña primavera -verano de El Corte Inglés. Meg Ryan toma así el relevo de otra estrella de Hollywood, Nicole Kidman quien, tras el éxito de Los otros, volvió a ponerse a las órdenes de Alejandro Amenábar para protagonizar tanto el anuncio con el que los citados grandes almacenes presentaron recientemente la colección otoño-invierno, como el spot de Navidad.

El rodaje, del que se encargó Leo Solanes, se llevó a cabo en dos días en localizaciones de la playa de Venice, en Los Ángeles, sin que mediara sin embargo el buen tiempo. Las malas condiciones climáticas, de hecho, complicaron el trabajo y obligaron a los técnicos a poner todo su ingenio en marcha, siendo el resultado final espectacular. Ni un atisbo de lluvia ensombrece el primaveral y soleado paseo de la actriz. Zaibi, uno de los mejores fotógrafos de moda del mundo, se encargó de realizar las instantáneas para los medios gráficos.

Y si la filmación del anuncio protagonizado por Nicole Kidman tuvo lugar en GreyStone, una mágica mansión construida 1927 por Edward Dhoheny en las colinas de Beverly Hills, escenario del rodaje de numerosos filmes, como El Padrino, Una proposición indecente, Air Force One, El guardaespaldas o Las brujas de Eastwick, para rodar el spot del que hablamos se eligió como escenario la luminosa casa del fotógrafo Philippe Dixon y su esposa, Veronique Vial. En ella, la protagonista de Cuando Harry encontró a Sally, que eligió personalmente la ropa que luce, corre por sus pasillos y juega con un gran perro, un san bernardo. Y con halo de estrella pero sin las exigencias especiales que suelen acompañar a algunas de ellas, la actriz, muy disciplinada, trabajó como una más del equipo, llegando puntualmente al set de rodaje a primera hora de la mañana conduciendo ella misma su coche.

Con su participación, Meg Ryan, que hace unos años protagonizó el famoso anuncio navideño de Freixenet, se suma a la se suma a la lista de estrellas que ya han cedido su imagen a estas campañas, como los actores Sylvester Stallone y George Clooney o las actrices Sharon Stone y Gwyneth Paltrow -según parece el rodaje con la protagonista de Instinto básico no fue fácil, todo lo contrario que con la ex novia de Brad Pitt, que puso todo tipo de facilidades-. También se ha extendido la propuesta a Julia Roberts, oferta que por el momento ha rechazado.

Más sobre: