Catherine Zeta-Jones: 'Doy gracias por haber encontrado a Michael'

La ceremonia inaugural de la 53 edición del Festival de Cine de Berlín vivió de cerca el «glamour » de Hollywood con la presencia de grandes estrellas luciendo sus mejores galas y la proyección de un filme que está batiendo récords de taquilla, y que ha recibido 13 nominaciones a los Oscar, Chicago.Se trata de un fantástico musical con tres grandes figuras del séptimo arte como intérpretes principales: Richard Gere,Catherine Zeta-Jones y Renée Zellweger, que no faltaron a la cita. Catherine, además, estuvo con su marido, el no menos famoso Michael Douglas, y Richard, con su mujer, la también actriz Carey Lowell, formando dos parejas de enamorados que, como era de esperar, causaron una extraordinaria admiración. Pero fue posiblemente Catherine, que espera su segundo hijo para abril, quien, bellísima y espectacular, acaparó la mayoría de las miradas. En vísperas de viajar a Berlín, nos concedió la entrevista que ofrecemos a continuación.

«DOS HIJOS HACEN LA VIDA AUN MAS BELLA »
—Pronto será mamá de nuevo.¿En qué va a cambiar su vida la llegada de este segundo hijo?
—Va a cambiar a mejor. Porque si un hijo es maravilloso, dos hacen la vida aún más bella. Siempre he querido tener una gran familia. Cuando, la noche en que nos conocimos, Michael me dijo:«Quiero ser el padre de tus hijos »,quedé sorprendida, pero quizá por esta frase me enamoré de él. Comprendí, en un instante, que había encontrado en Michael al padre de familia ideal. Debo decir que él tiene mucho talento en su papel de papá.

—¿Cómo transcurre su embarazo?
—Estoy en plena forma. Pero este bebé me da pataditas como si quisiera decirme:«Mamá, estoy aquí .Es maravilloso sentir que un niño crece dentro de ti, emprende un poco el vuelo, como un pájaro.

—¿Sabe Dylan que pronto ya no será hijo único?
—Nosotros le hemos hablado de eso, pero él no está preparado, ya que cuando le pregunto si prefiere un hermano o una hermana, me mira derecho a los ojos y me contesta:«Ni lo uno ni lo otro, mamá... Gracias ».Por tanto, será preciso que de aquí a abril le haga comprender que un nuevo bebé va a añadirse pronto a nuestra familia.

—¿Cómo va usted a prepararle?
—He comprado libros precisamente sobre ese tema, con imágenes, y se los voy a leer para que él entienda. Sobre todo, me impresiona uno titulado «Cuando otro niño llega a mi pequeño mundo ».

—¿Le gusta a Dylan que le lean historias?
—Es una rutina de las noches, antes de que él se vaya a dormir. Por turno, Michael y yo le leemos cuentos e historias de niños.

—¿Le ve usted talento de actor?
—Sin duda que sí. Y eso es normal, dado que sus padres son actores y su abuelo Kirk Douglas es uno de los más ilustres del cine mundial.

«LOS NIÑOS VENDRAN CON NOSOTROS A LOS PLATOS »
—¿Cómo van ustedes a compaginar sus dos bebés y sus carreras?
—Los niños vendrán con nosotros a los platós, como ya lo hacemos con Dylan. Puedo decirle que nuestros hijos no nos abandonarán, aunque vayamos al otro extremo del mundo.

—Sus hijos parecen llegar en el buen momento...
—Es cierto. Yo tuve una juventud apasionante y mi carrera, en Inglaterra primero y después en América, no me ha aportado más que alegrías. Ya había llegado el momento de tener una vida privada, que, al lado de Michael, es la que todas las mujeres viven en sus sueños, pero que no siempre se hacen realidad.

—¿Se considera afortunada?
—Sin duda alguna, sí. A menudo doy gracias a la Providencia porque me ha hecho encontrar a Michael Douglas. No solamente al actor y director, sino al Michael Douglas hombre, el gran amor de mi vida. Creo que nuestra historia de amor era nuestro destino. Hoy tengo la suerte de ser feliz en mi vida de mujer, de madre y de actriz. Por eso trabajo cuando quiero y me tomo tiempo para elegir mis papeles.

Más sobre: