Penélope Cruz se reúne con Tom Cruise en Nueva Zelanda

El actor la esperaba en su refugio de Kaitake Ranges, junto a sus hijos, Connor e Isabella, y la abuela de éstos

Tras su fugaz paso por España para asistir a la gala de entrega de los premios Goya en Madrid el pasado fin de semana, la actriz Penélope Cruz ha viajado hasta Nueva Zelanda para reunirse con su novio, Tom Cruise, que se encuentra en la isla rodando su última película, El último samurai. Tal y como prometió Tom Cruise a su llegada a Nueva Zelanda hace unas semanas, la actriz ha llegado a la isla para reunirse con el actor y sus hijos, Connor e Isabella, que acompañan en esta ocasión a su padre durante el rodaje.

Un helicóptero la esperaba a pie de pista
Penélope Cruz, de 28 años, llegó a las 12.30 (hora local) al aeropuerto de New Plymouth, tal y como informa hoy la prensa local, en el jet privado de Tom Cruise. En el mismo aeropuerto, un helicóptero esperaba a la actriz española para trasladarla hasta Kaitake Ranges (región de Taranaki), al norte de Nueva Zelanda, donde el actor ha fijado su residencia; una lujosa mansión por la que los productores de la película pagan 5.000 euros semanales.

Allí la esperaba el actor junto a sus hijos, Isabella y Connor, y la abuela paterna de estos, que estos días también se encuentra en Nueva Zelanda visitando al actor y a sus nietos, según informa la prensa local.

Un paseo fugaz por el aeropuerto
A pesar de las rigurosas medidas de seguridad y el muro humano que formaban los guardaespaldas que protegían a la actriz en su camino desde el avión hasta el helicóptero, los curiosos que se acercaron hasta el pequeño aeropuerto de New Plymouth pudieron ver fugazmente a la actriz española. Penélope Cruz, con su preciosa melena suelta, llevaba unos ajustados vaqueros de color oscuro, botas negras, camiseta negra y grandes gafas oscuras con las que protegía sus ojos, de miradas indiscretas.

Por el momento no se sabe cuánto tiempo pasará la actriz en la isla, aunque a juzgar por su ligero equipaje, dos pequeñas maletas, la visita no se prolongará mucho.

Más sobre: