Richard Gere y Carey Lowell, Catherine y Michael Douglas, dos parejas de enamorados en Berlín (CON VÍDEO)

by hola.com Chicago, el musical que lleva triunfando varios años en las tablas de Brodway y Londres, ha llegado al cine de la mano de Rob Marshall, y lo ha hecho por la puerta grande. No sólo porque hace unos días consiguiera alzarse con tres Globo de Oro, premios considerados por muchos la antesala de los Oscar -por lo tanto se perfila como máxima aspirante-, sino también por la brillante acogida que ha tenido en el Festival de Berlín. Una de las gratas sorpresas del filme, que sigue la estela del éxito de Moulin Rouge,aunque está más cerca del Cabaret, de Bob Fosse, son sin duda sus protagonistas, capaces de cantar, bailar e interpretar, y hacerlo bastante bien.
Ni un "solo segundo del filme" se ha doblado, "todo es auténtico", los bailes, las voces, los giros, "han trabajado muchísimo, aunque se hagan las humildes. Son extraordinarias", afirmó ayer el director de la película refiriéndose a sus dos protagonistas femeninas.

La rivalidad entre Catherine y Renée
Si Chicago inauguró ayer la 53ª edición de la Berlinale, la presencia de Catherine Zeta-Jones, Renée Zellweger y Richard Gere inauguró el goteo de estrellas que se esperan durante los próximos once días. Los rumores apuntan a que hubo bastante rivalidad entre las dos actrices durante el rodaje, y aunque ellas no han confirmar esto, lo cierto es que, en más de una ocasión sus palabras han dejado entrever que sí existieron diferencias. La pregunta más frecuente de los periodistas en Berlín ha sido precisamente sobre esa supuesta rivalidad, a lo que ellas han contestado entre risas y cierta ironía. "No, no somos rivales, ¿Lo somos querida?", afirmó Catherine, a lo que Renée añadió: "Bueno, yo estoy celosa del bebé". "Ha sido un algo emocionante y un reto formar parte de este conjunto de actores y de esta fantástica película que ha tenido tan buena acogida", añadió la mujer de Michael Douglas. "¿Puedo hacer una pregunta? ¿Por qué todo el mundo está buscando una pelea? Es una cosa de mujer a mujer, y en parte está bien. ¿Quién puede responder a eso? ¿Por qué me lo han preguntado durante todo el día?, ¿Qué es lo que no me tiene que gustar de ella?. Es divertida, fuerte, ingeniosa y con mucho talento. Caldea el ambiente de todas las habitaciones en las que entra, la gente se mueve a su alrededor, es el centro de gravedad, quieren estar con ella y hablar con ella. Yo la admiro, eso es a lo que me refiero ¡Dejémonos de historia", dijo Renée Zellweger con cierto enfado.

Belleza y glamour
La ceremonia de apertura del certamen vivió de cerca el glamour de Hollywood, y fue una exuberante Catherine Zeta-Jones quien acaparó la mayoría de las miradas. La actriz luce con orgullo su embarazo -dará a luz la próxima primavera- y la belleza de la maternidad no ha tardado en asomar a su rostro. Con un escotado y vaporoso vestido negro, llegó al palacio del festival acompañada por su esposo, Michael Douglas, con el que compartió sonrisas y confidencias durante toda la velada.

Mucho más recatado fue el traje de chaqueta que eligió Renée Zellweger, ganadora del Globo de Oro como Mejor Actriz de Comedia o Musical. Y Richard Gere y su mujer, Carey Lowell volvieron mostrar su amor en público prodigándose numerosas muestras de cariño. Respecto a la película, el actor comentó que al principio no le interesó el proyecto porque pensaba que "Chicago era un musical para el teatro" y carecía del impulso narrativo para convertirlo en un película. Hasta que escuchó el proyecto de Rob Marshall y leyó el guión de Bill Condon.

Más sobre: