Entrevista exclusiva con Nicole Kidman: 'Hoy estoy mucho mejor. El secreto es no mirar atrás'

by hola.com «LAS HORAS »
—¿Así que sus experiencias personales aportaron algo a su interpretación en «Las horas »?
—Es extraño, pero inicialmente rechacé el papel. Recuerdo que no deseaba encarnar a Virginia Woolf, porque entonces yo me sentía muy triste. Era una época en la que mi vida básicamente se había hundido y no deseaba estar en una situación de interpretar a una mujer triste y mentalmente enferma como ella. De hecho, era también un período en que ya no quería actuar. Así que rechacé el papel.

—¿Qué le hizo cambiar de opinión?
—El director, Stephen Daldry, me pidió que volviera a leer el libro, que yo había leído cuando era niña. Lo hice, y de repente todo lo que había leído en relación con la vida de Virginia, pareció muy relevante, muy intenso y muy profundo. Su voz hablaba a mi alma. Es muy raro cuando algo como eso le sucede a un actor, así que decidí hacer un intento por interpretarla.

UNA LECTORA FERVIENTE
—Ha mencionado que leyó a Virginia Woolf cuando era pequeña.¿Siempre ha sido una ferviente lectora?
—Sí. Crecí con unos padres que me animaban a leer. Empecé a leer a los tres años, y recuerdo que me sentaba debajo de la colcha con una linterna y leía a todas horas de la noche. Realmente atribuyo a la literatura que me diera el amor por los personajes, y así el deseo de actuar. Cuando leía Middlemarch era Dorothea. Cuando leía Guerra y paz era Natasha. Y cuando leía Madame Bovary, yo era Madame Bovary.

—¿Ha infundido en sus hijos su amor por la lectura?
—Sí, como madre me preocupa si mis hijos no leen lo suficiente. Así que paso tiempo leyéndoles y escuchando cuando ellos me leen historias. Esos momentos son mágicos.

—Tanto Cold Mountain como Las horas tratan de la muerte.. ¿Teme usted a la muerte, como la mayoría de nosotros?
—Yo solía tener un enorme miedo a la muerte.¡ Enorme! Había visto a mi madre luchar contra un cáncer de mama, teniendo que soportar una inmensa cantidad de dolor, aunque ella lo superó. Así que, obviamente, mucho de mi miedo estaba relacionado con eso. Y, por desgracia, hoy, con la amenaza de una guerra, la muerte es algo que necesitamos abordar ,y eso es aterrador. Pero aceptar eso es muy importante. Como también es importante sentir que has vivido una vida plena, y que la has vivido lo mejor que has podido.

Más sobre: