Prohibido volar sobre la casa de Tom Cruise en Nueva Zelanda

Desde principios del mes de enero, Tom Cruise ha fijado su residencia en una lujosa mansión en Kaitake Ranges (región de Taranaki), al norte de Nueva Zelanda, donde se está rodando su nueva película, El último samurai. Está previsto que Tom Cruise permanezca en esta casa durante todo el rodaje, y a lo largo de este tiempo, las autoridades de la isla han permitido que se restrinjan los vuelos sobre su nueva residencia, por la que los productores pagan 5.000 euros semanales.

Según informa el diario The New Zealand Herald, Bill Sommer, portavoz de la Autoridad de Aviación Civil, ha señalado que esta medida se ha tomado por seguridad; principalmente, por la del público, pues está previsto que durante el rodaje de la película se lleven a cabo tomas aéreas. Las restricciones, que afectan a otras áreas de Taranaki, "se van a llevar a cabo en zonas lo más pequeñas posibles para no perjudicar a otros usuarios del espacio aéreo", declaró el funcionario al diario local.

Todo parece estar preparado para este rodaje en el que Tom se meterá en la piel de un veterano de la guerra civil de Estados Unidos que es solicitado por el emperador de Japón para que le proteja de las amenazas de un grupo de samuráis.

Hasta estas tierras está previsto que también venga su novia Penélope Cruz. Así al menos lo afirmó el actor norteamericano durante una rueda de prensa que ofreció para presentar el rodaje del filme

Más sobre: