La nueva mansión de Jennifer López y Ben Affleck

by hola.com Jennifer López y Cris Judd ya están divorciados. El pasado 26 de enero, exactamente seis meses después de que la actriz y cantante presentara la demanda, su matrimonio quedó oficialmente disuelto, tal y como establecen los documentos del tribunal californiano que se ha ocupado del caso. Según dichos documentos, el que fuera su marido durante tan sólo ocho meses, al que conoció durante la grabación de su vídeo musical Love Don't Cost A Thing, recibirá 9,6 millones de dólares (aproximadamente la misma cantidad de euros), y ambas partes se harán cargo de los costes legales del juicio.

Tercer matrimonio
Ahora, Jennifer López ya tiene luz verde para casarse con Ben Affleck, al que conoció durante el rodaje de Gigli hace poco más de un año, y con el que vive un intenso romance desde hace varios meses. Tanto es así, que la estrella nacida en el Bronx cree firmemente que su tercer matrimonio será el más acertado -su primer matrimonio con el cubano Ojani Noa se celebró y se rompió el mismo año, en 1997- porque tiene muchas más cosas en común con el actor que con sus anteriores parejas: "Nos parecemos mucho. Tenemos la misma educación, el mismo tipo de familia, y venimos de hogares parecidos". Ahora sólo queda ver si la pareja, a la que hace unos días pudimos ver en el festival de Sundance, se da el sí quiero el día de San Valentín, tal y como se llegó a publicar en algunos medios de comunicación o si por el contrario habrá que esperar.

Futuro hogar
Por lo pronto, y con posibles vistas a que se convierta en su hogar familiar, Jennifer y Ben han adquirido una magnífica mansión. Aunque, como decíamos, la fecha del enlace aún no está decidida, la pareja ya ha comenzado a elegir los muebles que decorará la casa en la que, según parece, no faltará una guardería para cuando lleguen los niños. El coste aproximado de la mansión es de cinco millones de euros (unos ochocientos millones de pesetas, aproximadamente).

Más sobre: