Maribel Verdú, veinte años como actriz

—¿Te gusta cocinar?
—No, pero me apasiona hacer las cosas de casa: recojo la mesa, friego los platos...; lo que haga falta, pero no me gusta cocinar. —¿Cómo es Maribel Verdú? ?
—Si hay algo que me gusta que digan de mí es: «Maribel es una persona normal».Yo sólo quiero ser una persona normal.
—Hace tres años que estás casada con Pedro Larrañaga; durante el primer año de matrimonio decías que vivías como en una nube…
—Me va muy bien,y la verdad es que tengo muchos momentos en los que estoy en una nube.
—Pedro y tú erais muy amigos antes de casaros …
—Para mí es muy importante que tu pareja sea también tu amigo. En Pedro tengo el mayor cómplice de mi vida, una mirada en un sitio.
—¿Qué tiene Pedro para hacerte feliz?
—Me da seguridad. Es la persona que mejor me hace sentir y con la que me lo paso fenomenal, y a la que quiero con toda mi alma. Mi complemento perfecto.
—José Coronado ha sido padre de una niña. ¿No te da envidia?¿No te gustaría tener un bebé?
—No me da envidia porque si no la tendría. No tengo ganas de tener hijos ahora mismo. Yo les llevo regalitos a los niños de mis amigos.
—Y adoptar un hijo, ¿te lo has planteado alguna vez?
—La verdad es que no. Colaboro mucho en temas de infancia desde hace muchos años, pero para convivir con ellos, no.

Más sobre: