La autora de 'Harry Potter' gana seis veces más al año que Isabel II

by hola.com Joanne Kathleen Rowling nunca se lo hubiera imaginado. Antes de crear al personaje de Harry Potter sufrió grandes calamidades y, ahora, se ha convertido en la mujer mejor pagada del Reino Unido. Es la increíble historia de una madre soltera al borde de la depresión, que estaba en el paro y vivía gracias a la beneficencia del gobierno en un pequeño apartamento de Edimburgo con su hija Jessica. Es sorprendente que un personaje de cuento haya sido quien la ha situado entre las personalidades más ricas y exitosas del mundo.

A sus 37 años, J.K. Rowling, es una mujer feliz, escritora de éxito y casada en segundas nupcias con el médico Neil Murray, de 31 años, de quien espera un hijo. Este año, ha obtenido unos ingresos de 75 millones de euros al vender 58 millones de ejemplares de las cuatro primeras aventuras del aprendiz de mago. A su vez, también se ha beneficiado de la adaptación cinematográfica de la segunda parte de su obra, Harry Potter y la cámara secreta. Con todos estos ingresos, Rowling ha obtenido seis veces el salario de la reina Isabel II de Inglaterra e incluso ha ganado más dinero que Madonna, que se sitúa en segunda posición de la lista de las 100 mujeres mejor pagadas del Reino Unido.

Además de ser una de las mujeres más ricas del Reino Unido, la creadora de Harry Potter, es un alma solidaria. La escritora donó alrededor de 100.000 euros a los padres de una admiradora norteamericana, Catie Peca, una niña de seis años que falleció de cáncer en mayo del 2000 y que se había carteado con la novelista. Días después del fallecimiento de la pequeña, Rowling envió un correo electrónico a los padres para expresarle su pesar y decirles que la niña "había dejado huellas en su corazón".
Hace unos días, los familiares de la niña volvieron a tener noticias de la escritora. Recibieron en su casa una carta y un talón bancario de 100.000 euros procedente de Edimburgo, lugar donde reside Rowling. Los padres de Catie han creado un fondo para ayudar a costear tratamientos para niños enfermos de cáncer.

Más sobre: