Antonio Banderas y Melanie Griffith, más felices que nunca

Antonio Banderas y Melanie Griffith, echando por tierra los absurdos y malintencionados rumores que la pasada semana surgieron apuntando a una posible crisis en su matrimonio, aparecieron de la mano, felices y sonrientes, el pasado miércoles, por la localidad catalana de Cadaqués, donde el actor ha rodado el «spot» publicitario de una conocida marca de patatas fritas.

Antonio y Melanie llegaron a España tras pasar unos días en Francia por asuntos de trabajo. El actor, que desde hace un tiempo viene acariciando la idea de escribir un libro en el que piensa recopilar todas las mentiras e inexactitudes que sobre él se han dicho, no tenía, en realidad, muchas ganas de hacer de nuevo un desmentido entorno a los últimos rumores de crisis, ya que considera que se trata de algo cíclico, con lo que, en el fondo, se pretende provocar el consiguiente desmentido. De ahí que haya preferido tomárselo ahora a risa, aunque no deja de reconocer que es un tema que, cuando menos, disgusta, de alguna manera, a su familia.

Antonio Banderas y Melanie Griffith tienen pensado pasar unos días en Málaga con la familia del actor y, después, regresar a Los Ángeles para pasar la Navidad con los tres hijos: Stella del Carmen, Dakota y Alexander. Posteriormente, la pareja tiene pensado pasar unos días esquiando en Colorado, algo que le vendrá muy bien a Antonio, que, aunque se inició en el deporte blanco hace poco más de un año, se defiende de maravilla sobre los esquís, para descansar, recobrar fuerzas y llenarse de aire limpio, ya que en marzo afrontará el importante reto de subirse a un escenario en Broadway. Según hemos podido saber, el actor español comenzará a ensayar su musical a partir del próximo 4 de enero.

Más sobre: