Renée Zellweger y Richard Gere, estrellas de la presentación de 'Chicago'

by hola.com Siguiendo la estela del éxito cosechado el pasado año por Moulin Rouge y sumándose así a la renovada moda de las cintas musicales, llega ahora Chicago, la versión adaptada a la gran pantalla del famoso musical de Broadway, que cuenta en su elenco con un trío de estrellas, Renée Zellweger, Catherine Zeta-Jones y `Richard Gere, dispuestos a demostrar sus dotes de cantantes y bailarines.

Catherine Zeta-Jones, embarazada de su segundo hijo, prefirió no viajar a Londres
La premiere europea del filme tuvo lugar en la famosa Leicester Square de Londres el pasado domingo, con la destacada ausencia de Catherine Zeta-Jones, que espera su segundo hijo para marzo, prefirió no viajar a la capital británica.
A pesar de la baja temperatura, Renée Zelleweger, que eligió para la ocasión un traje de tirantes de Chanel inspirado en los años veinte, afirmó que el frío no suponía para ella ningún problema ya que ha estado durante los últimos cinco meses en Transilvania rodando junto a Nicole Kidman la película Cold Mountain. Tener que cantar, sin embargo, sí fue un reto para la actriz de 33 años : ""Me puse muy nerviosa en la audición porque era la primera vez que abría la boca para cantar delante de alguien que no era mi perro. Comparada con los bailarines de Broadway, yo no pasaría ni la primera prueba".

Primera aparición pública de Richard Gere tras su boda
El trabajo tampoco ha sido fácil para Richard Gere, a pesar de que en los albores de su carrera participó en varios musicales. El actor protagoniza una larga en intensa escena de claqué: "Tardé cinco meses en aprender como hacerlo y fue algo muy duro", reconoció. El protagonista de Infiel, que hace unos días estaba en Chile, apareció radiante junto a su mujer, Carey Lowell, con la que contrajo matrimonio en secreto hace escasas semanas.

Catar y bailar tampoco le es del todo desconocido a Catherine Zeta Jones. Aunque es la primera vez que la veremos entonar melodías en la gran pantalla, ya lo ha hecho con anterioridad sobre las tablas de los escenarios, en producciones como Annie, o en 42nd Street cuando tenía 17 años. A este respecto, Renée Zellweger afirmó: "me quedé sin habla la primera vez que la escuché cantar. No sólo baila y canta, sino que lo hace en voz alta. Soy como un pequeño ratón de campo comparada con ella".

Más sobre: