Leonardo DiCaprio: 'Me gustaría tener una esposa con la que me sienta cómodo'

Acaba de cumplir 28 años (el pasado 11 de noviembre) y lleva la mitad de su vida entre focos, cámaras y platós de televisión -donde comenzó su carrera-, y de cine, donde consiguió dar el salto con éxito y afianzarse en muy poco tiempo. Poco amigo de multitudes y de lo que la fama implica en algunas ocasiones, el espectacular éxito de ‘Titanic’, la película que le lanzó al estrellato junto a Kate Winslet, provocó en él un cierto retraimiento, un intento de alejarse del centro de atención, lo que le llevó a aceptar menos producciones y más modestas.

"No tuve nada que ver con lo que fue el fenómeno de Titanic y con lo que mi rostro ha llegado a ser en el mundo - dice - nunca volveré a estar cerca de ese nivel de éxito, no lo quiero y no trataré jamás de obtenerlo nuevamente", afirmó recientemente en una entrevista.

Su gran año
Pero ahora, después de un tiempo en el que ha aparecido muy esporádicamente en los medios de comunicación, el rostro de Leonardo DiCaprio vuelve a asomarse con fuerzas renovadas. Y es que, el actor, considerado por sus admiradores como el sucesor de James Dean, ha estado en la sombra porque ha dedicado sus esfuerzos de los últimos tiempos al rodaje de dos esperadísimas películas, que llegarán casi paralelamente a las pantallas estadounidenses la próxima Navidad, y que le devuelven al candelero de las estrellas de Hollywood. En los dos filmes a los que nos referimos, el actor ha tenido la oportunidad de trabajar a las órdenes de dos grandes directores, con Martin Scorsese en "Gangs of New York" ("Gángsters de Nueva York"), y con Steven Spielberg en "Catch me if you can" ("Atrápame si puedes"), que le han regalado la posibilidad de interpretar a dos personajes radicalmente opuestos, demostrando así su versatilidad.

En la primera de las cintas, que llegará a los cines el 20 de diciembre después de un intenso rodaje de más de seis meses en los estudios Cinecittá de Roma, un año de retraso -estaba previsto su estreno en diciembre de 2001-, un presupuesto de cien millones de dólares (aproximadamente cien millones de euros ), y la reciente decisión de su productora de adelantarse algunos días a la película de Spielberg, Leonardo DiCaprio, que tuvo que engordar varios kilos por exigencias del guión, encarna al hijo de un gángster asesinado que planea venganza en la Nueva York de mediados del siglo XIX. En "Catch me if you can", que se estrena el 25 de diciembre, se ha convertido Frank Abagnale Jr., un joven estafador de 16 años que tuvo en vilo a la policía federal estadounidense en los años sesenta.

Más sobre: