Cenas, paseos y una fiesta sorpresa de cumpleaños

Cenas, paseos y una fiesta sorpresa de cumpleaños
A principios de junio se dio a conocer la noticia de la separación de Jennifer López y Cris Judd. En los documentos del divorcio que presentó la diva latina el pasado 25 de julio, un día después de su 32 cumpleaños, aludía a ‘diferencias irreconciliables’ y especificaba que vivían separados desde el 2 de junio, precisamente cinco días antes de que saltase la noticia a la prensa. Se desconocen los motivos de la ruptura de una pareja que parecía idílica; como decíamos, en los papeles se citan ciertas dificultades en la convivencia, pero lo cierto es que todos los rumores apuntaban ya a un incipiente romance con Ben Affleck.

Según publicaban en aquel momento numerosos rotativos, pasaron varios fines de semana en casa de Jennifer en Los Ángeles mientras que Ben Affleck rodaba allí Daredevil, luego fueron vistos de compras por Nueva York, ciudad donde la actriz rodaba The Chamberbaid, y cenaron en el restaurante Nobu, del que salieron por puertas diferentes para evitar a los fotógrafos, y el actor fue cómplice de la sorpresa que le prepararon sus amigos a Jennifer el día de su cumpleaños, el 24 de julio. La invitó a una cena íntima en el Park Eatery, uno de los restaurantes más chic de Nueva York, pero cuando llegaron, la cantante se encontró con una fiesta que no esperaba. Incluso se dice que aprovechó tan especial ocasión para presentar a su nuevo acompañante en público y que éste le regaló un brazalete de diamantes.

Más sobre: