Barbie y Ken 007 rinden homenaje a la saga de James Bond en su cuarenta aniversario

by hola.com El agente secreto más famoso de todos los tiempos, James Bond, ha cumplido cuarenta años de historia y las muñecas Barbie han querido rendirle homenaje haciendo una réplica en plástico del flamante 007 y de alguna de las bellas mujeres que siempre le han acompañado.

De esta manera, el atractivo Pierce Brosnan no sólo quedará inmortalizado en la gran pantalla -este año ha encarnado a Bond por cuarta vez en Muere otro día, vigésima película de la saga- sino que también lo hará en un muñeco de Barbie, el conocido Ken, diseñado al más puro estilo Bond. Muy elegante, con esmoquin negro y maletín plateado, el Ken 007 tiene un gran parecido con Brosnan, en cuyo físico es evidente que se han inspirado los creadores. Ni Sean Connery ni Roger Moore (los Bond más famosos), así como tampoco George Lazeby y Timothy Dalton (agentes menos emblemáticos), han podido desbancar el estilo enigmático, sofisticado y seductor de Pierce Brosnan.

Una Barbie con diseñadora propia
Para hacer la Barbie, en cambio, no se han inspirado en la última chica Bond, Halle Berry, sino que han preferido recrear la exhuberancia y exotismo de otras actrices como Úrsula Andress o Kim Bassinger (protagonistas de los primeros episodios). Si a Ken no le falta detalle, la Barbie podría considerarse casi una obra de arte. Vestida por la diseñadora Lindy Hemming, ganadora del Oscar al Mejor Diseño de Vestuario en 2000 por el filme Topsy-Turvy y modista en las cuatro últimas entregas de Bond, la muñeca 007 se presenta como una auténtica estrella de Hollywood.

La Barbie luce un espectacular vestido bordado en rojo y dorado, con provocativa abertura lateral, con fulard y tacón de aguja a juego. También cabe destacar sus opulentas joyas, collar y pendientes ‘de oro y diamantes’, y el teléfono móvil que lleva camuflado en una liga bajo su traje. Una larga melena rubia, enormes ojos azules y gruesos labios rojos le dan ese toque a lo Úrsula Andress de que antes hablábamos.

La creación de estos muñecos, que se podrán adquirir en la tiendas por el precio de 75 euros, es uno de los muchos homenajes que por estas fechas se están rindiendo al personaje ideado por Ian Fleming hace ahora cuarenta años.

Más sobre: