Stella del Carmen, espectadora de excepción

Durante la cena,y antes de las actuaciones de Rafael Amargo y Ricky Martin, así como de Tracy r las y Melanie Griffith con las niñas de Kalitala, tuvo lugar la subasta de los trajes de grandes diseñado res que lucían algunas de las estrellas de la fiesta. Sucedía esto en el momento —alrededor de las ocho de la tarde — en que Stella del Carmen, la hija de Antonio y Melanie, al reclamo de la música, salía corriendo de la casa para reunirse con sus padres.

Subastado un traje de Ricky Martin
En realidad, Stella de Carmen llegó en el momento en que Melanie, su madre, desfilaba por el escenario mostrando su diseño de Versace, que Antonio adquiriría por 25.000 dólares. Después subieron al escenario Penélope, Adriana Abascal, Esther,Cindy Crawford, Rebeca Romijn-Stamos, Milla Jovovich, Jennifer Flavin, Almudena Fernández (su traje lo adquirió por 35.000 dólares Javier Hidalgo, director general de Air Europa),Tippi Hedren...y hasta Ricky Martin, quien, antes de su brillante actuación interpretando La vida loca ,fue invitado a subir al escenario para que subastara el traje que llevaba puesto. Finalmente fue subastada la guitarra de Sting, por la que se pagaron 45.000 dólares, la misma cifra en que se subastó el traje de Esther Cañadas, que fue por el que más se pagó. Y cuando la fiesta tocaba a su fin Antonio Banderas subió al escenario y, arropado por el coro de las niñas de Sabera, cantó Imagine , la famosa canción de John Lennon.

Más sobre: