Hannibal Lecter, líder de la taquilla estadounidense

Ha regresado, y lo ha hecho por la puerta grande. El caníbal más famoso de todos los tiempos, el doctor Hannibal Lecter, ha entrado de lleno en el número uno de taquilla en Estados Unidos, desplazando al segundo lugar al filme líder Sweet home Alabama, protagonizado por el nuevo rostro en alza en Hollywood, Reese Witherspoon, y superando con creces a Swept Away, la polémica película que Madonna ha rodado a las órdenes de su marido, Guy Ritchie, y que ha sido acogida con frialdad por parte del público.

El Dragón rojo, protagonizada nuevamente por Anthony Hopkins -tercera vez que encarna a Hannibal Lecter-, es una precuela de El silencio de los corderos (es decir, la historia se sitúa antes) y una nueva visión de la novela homónima y primera en el tiempo de Thomas Harris que ya fue llevada a la gran pantalla por Michael Mann en 1986 con el título de Manhunter, en la que Brian Cox fue el doctor Lecter.

Precisamente, el Festival de Sitges cerró sus puertas el pasado fin de semana con la presencia de Anthony Hopkins y el equipo de El Dragón rojo al completo, Ralph Fiennes, el director, Brett Ratner, y los productores, Dino De Laurentiis y su hija Marta. Durante la presentación del filme, el actor dejó claro que: "Nunca me he sentido poseído por un personaje, y menos por un ser como Hannibal Lecter. Hacer de una persona que está encerrada en una jaula no es muy complicado, aunque puede que la prensa no lo vea así".

En cuanto a la similitud o no con la película de Mann, Dino de Laurentiis afirm: "La película fue rechazada por el público al ser muy fría y estar narrada sólo desde un punto de vista. Nosotros preferimos adaptar la novela y aclarar aspectos que no se desvelaban en Hunter, como el por qué de la detención de Lecter".

Más sobre: