Toni Canto y Carla Hidalgo están esperando su primer hijo

—Toni es padre de una hija de casi diez años...¿Cómo es como padre?
—Es un padrazo. Es comprensivo, cariñoso, estupendo...Creo que tiene todas las facetas que tiene que tener un buen padre.
—¿Y cómo te imaginas tú a ti misma como madre primeriza?
—Yo me veo una madraza. Y creo que es una aventura extraordinaria que me toca vivir, y sobre todo, vivirla juntos Toni y yo.
—¿Te ha cambiado la vida en algo desde que te enteraste de tu embarazo?
—No. Realmente no. Me ha cambiado la forma de ver ahora la vida. Ahora hay una personita que está en camino y nos tenemos que organizar para su llegada...,pero con las facilidades que me pone Toni y al estar juntos los dos, enamorados e ilusionados, el estar embarazada no entraña ningún problema o dificultad.
—¿Vas a hacer preparación para el parto?
—Sí. Y vamos a vivirlo juntos. Yo quiero que esté a mi lado en todo momento. Incluso durante el parto.
—Y tú, Toni, ¿te atreves?
—Sí. Quiero estar en ese momento con ella. Además, cuando nació Carlota, no pude asistir al parto, y para mí también va a ser una experiencia nueva.
—Carla, ¿tienes miedo?
—No. Para nada. Es una situación que creo que hay que vivirla y disfrutarla al máximo. Es muy importante lo que me está ocurriendo por dentro. Y ver una ecografía y saber que tienes ahí un corazón diminuto que empieza a crecer. Es todo tan mágico, que no te da tiempo a otra cosa que no sea disfrutarlo intensamente.
—¿Has cambiado tus hábitos, te cuidas más?
—Sí. Me cuido más. He dejado radicalmente de fumar y no me tomo ni una cervecita desde el primer día.
—¿Toni te aporta la experiencia que a ti te falta como madre?...
Toni se adelanta y contesta: —Carlota, mi hija, tiene ya diez años. Bueno,los tendrá en noviembre. Y a mí ya me pilla muy lejos la época de cuando era pequeñita y me apetece mucho volverlo a vivir y compartirlo con Carla. Y cómo no, con Carlota. Además, en estos tres años que llevamos juntos, Carla ha estado entrenando en «primera división »,en el sentido de que Carlota, Carla y yo estamos muy unidos. Además, este verano hemos estado los tres un mes entero juntos aquí, en Ibiza. Es más, Carlota, Carla y yo sentimos que formamos ya una familia.
—¿Puede que Carlota sienta celos del hermano que está a punto de llegar?
—Sí. Como cualquier niño, puede que sienta algo de «pelusilla » al principio. Como yo la tuve cuando era pequeño y llegó mi primer hermano. Pero de ahí se pasa rápidamente a lo contrario, a la alegría de tener a alguien con quien jugar y de quien ser y sentirse de alguna forma responsable. Con la diferencia de edad que se van a llevar, va a ser más bien un juguete para Carlota, que reaccionó muy bien cuando supo que vamos a tener un bebé.

Más sobre: