La hija de dos años de Jude Law se encuentra bien tras haber consumido éxtasis

La hija de dos años del actor británico Jude Law, uno de los protagonistas de Camino a la perdición, y su esposa, Sadie Frost, "se encuentra en perfecto estado", como ha informado el portavoz de la familia, después de que el pasado sábado tuviera que ser hospitalizada de urgencias por haber consumido accidentalmente éxtasis.

Al parecer, la pequeña Iris Law se tomó una pastilla que encontró en el suelo en una fiesta infantil organizada en el prestigioso London Club Soho House, ubicado en pleno corazón de Londres. Este lugar había sido utilizado como bar de copas y discoteca la noche anterior.

Según declaraciones de un portavoz de Scotland Yard, "se piensa que la madre vio a la niña de dos años atragantándose y pudo sacarle de la boca la mitad de la pastilla antes de que la ingiriera del todo". "La niña fue trasladada en ambulancia al hospital, donde estuvo en observación toda la noche. Fue dada de alta el domingo por la mañana", añadió.

El portavoz de Jude Law y Sadie Frost aclaró que, contrariamente a las informaciones aparecidas en la prensa, la niña no tuvo que someterse a un lavado de estómago ni se le hizo un escáner cerebral. También dijo que "Jude y Sadie se sienten los padres con más suerte del mundo porque a su hija no le ha ocurrido nada grave".

Más sobre: