Nick Nolte ingresa en un centro de desintoxicación

Nick Nolte ha ingresado en un centro de desintoxicación para superar sus problemas con las drogas y el alcohol. El actor ha tomado esta decisión después de que hace algo más de una semana fuera detenido por la policía californiana mientras conducía su coche sin rumbo fijo por una autopista cercana a su residencia.

El zigzagueo del Mercedes en el que viajaba el protagonista de El príncipe de las mareas llamó la atención de la patrulla de carreteras, que no dudó en detenerle y someterle a una prueba de embriaguez. Al ver que el actor conducía bajo los efectos de las drogas y el alcohol, los agentes le trasladaron a la comisaría, donde tuvo que permanecer varias horas para prestar declaración. Sólo a última hora de la tarde, Nolte pudo regresar a su casa.

Es muy posible que este desagradable incidente haya motivado que la estrella de Hollywood ingrese voluntariamente en una clínica de desintoxicación ubicada en Connecticut, cerca de Nueva York, para recuperarse de una adicción que le persigue desde hace muchos años.

Nolte, que en una ocasión se describió a sí mismo como un "borracho funcional", dijo haber superado su problema con el alcohol a mediados de la década pasada, incluso afirmó estar centrado en mejorar su salud y estado físico. Este altercado ha hecho pensar en una posible recaída del actor, quien no ha tardado en reaccionar y se recupera en el mismo centro que lo hicieran Billy Joel y Diana Ross en su día.

Más sobre: