San Sebastián se rinde al cine de Francis Ford Coppola

Vestido con traje claro, camisa amarilla y pajarita, Francis Ford Coppola se convirtió en el protagonista de una noche llena de cine, teatro y música al subir al gigantesco escenario de tres niveles situado en la plaza de toros de Illumbe. El realizador estadounidense recibió la ovación de las más de 8 mil personas congregadas en el lugar para celebrar el cumpleaños del festival al recoger el Premio Especial 50 aniversario, 33 años después recibir la prestigiosa Concha de Oro del certamen: "Viene aquí hace 33 años con mucha inseguridad y dos niños pequeños. Hoy vuelvo 33 años después con la misma inseguridad, pero ustedes me están dando la energía necesaria para terminar el guión que estoy escribiendo".

Fue en 1969 cuando Coppola se alzó con el galardón por Llueve mi corazón, una película que entonces estaba deseoso de mostrar en el festival donostiarra como recordaba su hermano August en el documental Encadenados que abrió la fiesta y que sirvió de recordatorio del medio siglo de vida del certamen, desde los primeros años, pasando por los malos momentos, hasta el regreso del esplendor a mediados de los años ochenta.

Además de entregarle el Premio Especial, los organizadores del festival han querido rendir un especial homenaje a Francis Ford Coppola recuperando títulos como la trilogía de El Padrino y otros títulos, entre ellos La conversación, Apocalypse Now, Corazonada o La ley de la calle.

Más sobre: