La lucha de Elizabeth Taylor contra el cáncer

A pesar de sus problemas de salud, Elizabeth Taylor sigue dando muestras de su valor y fortaleza. Hace unos meses, la actriz recibió la noticia de que padecía un tipo de cáncer de piel.

Lejos de abandonar la lucha contra la enfermedad, Elizabeth decidió someterse a un duro tratamiento de radioterapia desde el pasado mes de junio y que ha durado dos meses y medio. Ahora, su tesón y valentía se han visto recompensados cuando su médico le ha confirmado que ha vencido a la enfermedad. "La señora Taylor se encuentra muy bien y todas las células cancerígenas han sido eliminadas", comentaba el doctor de la actriz, Ronald Thompson, a los medios de comunicación.

Una salud muy delicada
Si algo está caracterizando a la actriz, de 70 años, a parte de por la belleza de sus ojos violetas, es por la entereza con la que se ha enfrentado a las enfermedades que se le han manifestado en los últimos tiempos.

Sus problemas médicos comenzaron en 1990, cuando tuvo que permanecer ingresada durante tres meses en un hospital a causa de una enfermedad respiratoria que estuvo a punto de costarle la vida. Durante los años siguientes, la actriz pudo continuar con su vida normal hasta que en 1997 le diagnosticaron un tumor benigno en el cerebro. Tras dos intervenciones quirúrgicas, Elizabeth volvía a salir victoriosa de la lucha. Dos años después, en 1999, la actriz sufrió una grave caída en su casa de Los Ángeles que le provocó una delicada lesión dorsal por la que permaneció hospitalizada durante diez días. Al año siguiente, la actriz pasó por el hospital, otra vez, tras padecer una neumonía.

Sin embargo, y a pesar de su extenso historial médico, Elizabeth Taylor continúa haciendo gala de su valor y valentía, luchando y disfrutando de la vida.

Más sobre: