Christopher Reeve recupera parte de la movilidad de sus dedos

Siete años después de quedar tetrapléjico la esperanza ha vuelto a la vida de Christopher Reeve. Al parecer, el popular Superman postrado en una silla de ruedas desde que en 1995 se cayó de un caballo, ha recuperado parte de la movilidad de los dedos de las manos y de los pies.

Además, según se ha publicado en varios medios internacionales, el actor puede sentir el pinchazo de un alfiler en la mayor parte del cuerpo, percibir sensaciones de formas y tamaños, distinguir entre el frío y el calor, y respirar sin asistencia por períodos de 90 minutos. "Poder sentir el mínimo contacto es un regalo", ha afirmado el querido intérprete, cuyos progresos, según el equipo médico que le atiende, podrían llevarle a una recuperación total algún día: "Nadie que haya sufrido un accidente como Christopher y rechazara cualquier recuperación inicial ha recuperado tal cantidad de funcionalidad sensorial y motora", declarado John McDonald, doctor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington.

La positiva actitud de Reeve, que nunca perdió la esperanza de volver a caminar algún día, y su fortuna -ha gastado unos 73 millones de pesetas anuales en todos aquellos avances médicos que pudiesen ayudarle- han sido dos factores importantes en su proceso de recuperación.

Más sobre: