Jason Priestley abandona el hospital tras su grave accidente

Jason Priestley ha abandonado el hospital donde permanecía ingresado desde que el pasado 11 de agosto sufriera un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida. Tras varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos, el atractivo Brandon de Sensación de Vivir era trasladado a una habitación de planta la semana pasada, y esta sábado recibía el alta por parte de los médicos que le han atendido.

El actor, que sufrió lesiones en los pies, la nariz, un ojo y la columna vertebral, ha experimentado una rápida recuperación, y está preparado para someterse a las sesiones de rehabilitación. Si todo sale como auguran los cirujanos que le han atendido, al joven no le quedará ninguna secuela.

El entrenamiento previo a las pruebas finales de la Indy Racing Infiniti Pro Series, una carrera de coches que se celebra en Kentucky, fue el escenario donde tuvo lugar el accidente. El vehículo que Jason conducía chocó contra un muro a más de 290 km. por hora, impacto que ocasionó al actor numerosas fracturas por todo el cuerpo.

Es muy probable que el popular Brandon pueda volver a competir, pero quizá el susto le haga olvidarse temporalmente de su amor por la velocidad.

Más sobre: