Charlton Heston y Michael J. Fox: dos estrellas que siguen brillando

Sus carreras cinematográficas son muy distintas. Charlton Heston es treinta y seis años mayor que Michael J. Fox y, sin embargo, ambos han afrontado con igual entereza los malos tiempos. Los tiempos en los que la enfermedad parecía amenazar sus ilusiones. Pero ninguno se ha dejado vencer por el desánimo y han lanzado, a través de la voz y el ejemplo, un mensaje común: seguir luchando.

Michael J. Fox vuelve al trabajo
Con 24 años ya era una estrella en Hollywood. Uno de esos actores con cara de niño en el que se confía. En 1985 su Regreso al futuro fue un éxito de taquilla incuestionable. Todo parecía augurar resplandor en los tiempos venideros pero, seis años más tarde, el Parkinson llamó a la puerta de su vida. Y Michael J. Fox le recibió con una entereza elogiable.

En 1998 hizo pública su enfermedad, y poco después abandonó la serie de éxito en la que trabajaba, Spin City. No lo hizo para quedarse quieto sino para crear. Escribió una autobiografía titulada Lucky man y creó una Fundación para apoyar la investigación sobre el Mal del Parkinson. Ahora, después de unos años alejado del mundo del espectáculo, ha decidido volver porque quiere seguir luchando. No lo hará ante la cámara, sino como guionista y productor de una serie familiar.

Charlton Heston no tiene planes de retirarse
Charlton Heston forma parte ya de la historia del Séptimo Arte. Su participación en clásicos como Ben-Hur le han consagrado como una de esas estrellas vivas que conoció, y alimentó, los años dorados de Hollywood. Ahora, con 77 años, se enfrenta a un diagnóstico adverso: los médicos le informaron que tenía un problema neurológico cuyos síntomas coinciden con el Alzheimer. No se dejó amilanar por esta noticia. Informó a los medios y se mantuvo firme en su idea de seguir trabajando.

El anuncio de su enfermedad fue el 9 de agosto y treinta minutos más tarde ya estaba llamándole Nancy Reagan para darle apoyo (su marido, Ronald Reagan padece esta grave enfermedad). A la estrella este tipo de muestras de afecto le dan fuerzas para continuar como hasta ahora. Trabajando incansable creyendo en lo que hace. El número de cartas que ha recibido desde principios de agosto es incontable. Y es que Charlton Heston es mucho Charlton Heston.

Más sobre: