Catherine Zeta Jones demuestra sus dotes de cantante y bailarina

Catherine Zeta Jones ha vuelto a sus raíces. Aquella adolescente desgarbada de 17años que consiguió hacerse popular en su país actuando en el musical 42nd Street, y que ha sabido dirigir sus certeros pasos sobre el escenario hacia el estrellato, volverá a demostrar - en el cine por primera vez- no sólo que sabe cantar y bailar, sino que además no se le da nada mal.

Aquellos que sólo hayan visto a la mujer de Michael Douglas en películas como La trampa o Traffic, se sorprenderán sin duda alguna al verla en su rol de Velma Kelly, caracterizada como una bella show girl de cabaret en la versión cinematográfica del musical Chicago, que tiene previsto su estreno el 25 de diciembre. Sin embargo, para Elaine Overholt, que se ha encargado de preparar las voces en la película "Catherine tiene una gran voz y cada vez fue a mejor".

Su compañero de reparto en la película, Richard Gere, también alabó a la actriz durante el rodaje: "Catherine tiene una voz extraordinaria. Cuando ella canta, con ese estilo Dusty Springfield, se sale. Es impresionante". Al protagonista de Pretty Woman tampoco le es desconocido el género musical, ya que en los albores de su carrera participó en Nueva York en el musical Grease y en otras óperas rock.

Dos bellas asesinas
En Chicago, la actriz galesa mostrará su lado más provocativo, con melena corta y luciendo trajes estilo charlestón, interpretando a la sexy asesina Velma Kelly. Además de con Richard Gere, Catherine Zeta-Jones comparte cartel con Renée Zelleweger, quien da vida a Roxie Hart, otra homicida.

Ambas mujeres (la primera mató a su marido y a su hermana tras descubrir que mantenían un romance y la segunda a su novio en un ataque de celos) competirán entre ellas por alcanzar la fama y conseguir que los periódicos de Chicago les dediquen más portadas; para ello no dudarán en ‘adornar’ sus crímenes con cuantos escándalos y mentiras sean necesarios para provocar el interés de la sociedad.

Un hermanito para Dylan
Entre los proyectos futuros de Catherine Zeta-Jones, además de aquellos cinematográficos, está el de darle un hermanito a su hijo Dylan, o quizá dos: "Yo quiero tres, Michael quiere dos. Dice que debo negociar con él", afirmó divertida recientemente.

Más sobre: