Jennifer Aniston: “Brad es un caballero. Me hace muy feliz”

Tiene 33 años, su rostro es uno de los más populares de la televisión gracias a su papel de Rachel en la serie Friends, que probablemente llegue a su fin tras nueve temporadas de éxito en Estados Unidos, dirige su carrera con paso firme hacia la gran pantalla, su peinado es imitado por decenas de chicas, sus admiradores se cuentan por miles y, probablemente, su matrimonio con Brad Pitt la convirtió en una de las mujeres más envidiadas del planeta.

Junto al protagonista de Siete años en el Tibet forma una pareja de ensueño, aclamada, admirada y, sobre todo feliz, como queda patente en las entrevista exclusiva que publica la revista Hello! esta semana. En ella, Jennifer Aniston, que acaba de celebrar su segundo aniversario de boda -se casaron en una íntima y romántica ceremonia en Malibú el 29 de julio del año 2000-, habla de su romántica vida junto a Brad Pitt, de la ‘bonita’ relación que le une al que es su marido y, según sus propias palabras "su mejor amigo".

'Me ve a través de cristales color de rosa'
Estos dos años de matrimonio aportan un balance más que positivo: "Nuestra relación me ha ayudado a sentirme mejor conmigo misma y con mis inseguridades, porque Brad me acepta tal y como soy, con mis defectos y mis luchas interiores. Él sólo me ve a través de cristales color de rosa, y eso es maravilloso". La pareja parece vivir en una continua luna de miel, aunque hay que hacer que la llama se mantenga encendida: "Hay que trabajar porque la luna de miel, ese período en que todo es tan embriagador, se acaba. Aunque creo hay muchos otros niveles de intimidad que tenemos esperándonos".

Un romántico empedernido
Precisamente el actor pone mucho de su parte. Su romanticismo no deja de sorprender a Jennifer Aniston: "Es romántico hasta en los pequeños detalles. Aún me ayuda con la silla en los restaurantes, me trae flores, abre la puerta del coche y hace todo aquello que me parece divertido. Es un verdadero caballero, es amable y es generoso". "El día de San Valentín del año pasado me mandó 1.500 rosas a mi camerino y puso en el espejo con pétalos. "Amo a mi mujer". Es muy romántico, ¿no crees?", afirma la actriz, cuya nueva película, A good girl, se estrena el viernes en Estados Unidos.

Más sobre: