Jennifer López solicita el divorcio de Cris Judd

Dos meses antes de cumplir su primer aniversario de boda y tan sólo un día después de haber celebrado su 32 cumpleaños, Jennifer López ha presentado, ante la Corte Superior de Los Ángeles, la demanda de divorcio de su marido, el bailarín y coreógrafo Cris Judd, con el que contrajo matrimonio el 29 de septiembre del pasado año en una ceremonia íntima y familiar.

Oficialmente divorciados el próximo 26 de enero
En los documentos, la estrella latina mejor pagada de Hollywood cita ‘diferencias irreconciliables’ y afirma que ella y Judd viven separados desde el 2 de junio, precisamente cinco días antes de que se diese a conocer la noticia de la ruptura. Si todo marcha según lo previsto, los trámites irán muy rápido y la pareja estará oficialmente divorciada dentro de seis meses, es decir, el 26 de enero de 2003. A pesar de que el matrimonio ha durado poco más de ocho meses, los abogados de ambos han querido dejar claro a través de un comunicado que "Jennifer López y Cris Judd han resuelto todas las cuestiones referentes a su matrimonio. La resolución en sumamente amistosa. Ambos seguirán siendo amigos", y confirmaron que han alcanzado un acuerdo financiero.

Un divorcio caro
Los detalles de dicho pacto no han sido detallados, aunque, según se ha publicado en varios medios de comunicación en los últimos días, la estrella de Mirada de ángel, que se halla inmersa en el rodaje de The Chambermaid, en la que se convierte en una moderna cenicienta del siglo XXI, podría verse obligada a pagar una importante suma de dinero -se baraja la cifra de aproximadamente 14 millones de euros- a su ex marido ya que no acordó un contrato prematrimonial que preservase su patrimonio. A la cantidad estipulada, que repetimos, no se ha dado a conocer oficialmente, habría que sumar también la mansión que la pareja adquirió en Miami, valorada en 15 millones de euros, así como dos propiedades en Los Ángeles.
siguiente

Más sobre: