Tomy Lee Jones y Will Smith derrocharon simpatía durante su estancia en España

Madrid se convirtió en el escenario para presentar una de las películas más esperadas de la temporada Men in Black II. Tras el éxito logrado con la primera entrega, Will Smith y Tommy Lee Jones volverán a enfrentarse con los extraterrestres en una película que ha batido los récords de taquilla en Estados Unidos y que se estrenará en España el próximo 30 de agosto.

Acompañados del director del filme, Barry Sonnenfeld, Tomy Lee Jones y Will Smith aterrizaron en la capital haciendo gala de su buen sentido del humor y hablando un entendible castellano comentaron algunas anécdotas ocurridas durante el rodaje: "Es genial trabajar con Tommy. Juntos lo pasamos de maravilla. Trabajar en una segunda entrega siempre es difícil porque la gente quiere algo nuevo pero que a la vez sea lo mismo", manifestó Will Smith. Por su parte, Tomy Lee Jones atribuyó el éxito de la película a su tono divertido y crítico: "Aunque el actual gobierno norteamericano es muy conservador, la gente no lo es. A la mayoría les gusta la comedia y la ironía. Es sano reirse de las tonterías que se califican como ‘politicamente correctas’".

Michael Jackson, estrella del filme
Curiosamente, Michael Jackson ha realizado su primera aparición estelar en una película de estas características. "Michael es una persona muy divertida y fue muy fácil trabajar con él. Un día me llamó y me dijo que le había encantado la primera parte y que, si a mi no me importaba, le gustaría tener un pequeño papel en la segunda. Y así lo hicimos", comentó el director.

Men in black II fue una de las películas afectadas por los atentados del 11 de septiembre. El final del filme tuvo que ser modificado ya que en una de las escenas aparecían de fondo una imagen de las Torres Gemelas que finalmente fue reemplazada por una de la Estatua de la Libertad.

Al culminar la rueda de prensa, tanto el director como los protagonistas se mostraron dispuestos a rodar una tercera entrega. "Quizá dentro de cinco años nos volvamos a ver de nuevo", dijo Sonnenfeld, ante las protestas de Jones: "Cinco años es un plazo muy largo". "Tres está mejor", aseguró Smith.

Más sobre: