Julia Roberts habla de su marido, Danny Moder

by hola.com Dieciocho días después de haber pronunciado el sí quiero en su rancho de Taos, Nuevo México ante un reducido grupo de amigos y familiares, Julia Roberts, la novia de América, la actriz mejor pagada de Hollywood, la mujer que suma a sus espaldas numerosos noviazgos y romances, ha reconocido que, en Danny Moder, ha encontrado al hombre de su vida.

La actriz fue entrevistada en el conocido programa matinal estadounidense Good Morning America, donde no sólo habló de su marido, sino también del difícil divorcio de éste y su primera mujer, la maquilladora Vera Steinberg, y de su ex novio, el actor Benjamin Bratt, actualmente casado con Talisa Soto.

‘Nací para amar y ser la esposa de este hombre’
"Es estupendo", dijo refiriéndose a Moder, "es un hombre entre los hombres. Es consecuente con las cosas que hace. Nunca culpa a otros de sus acciones, y no he visto a nadie más hacer eso". "Espero haber hecho cosas buenas por otras personas, pero realmente, en última instancia, sé que nací para amar y ser la esposa de este hombre", afirmó rotundamente la protagonista de Pretty Woman.

Con sus palabras, la actriz deja claro que parece haber encontrado la estabilidad sentimental junto a su segundo marido. La pareja, que se conoció durante el rodaje de The Mexican en el 2000, iniciando su relación un año más tarde, después de haber vuelto a coincidir, contrajo boda de Julia Roberts el pasado 4 de julio. Aunque llegar a este momento de felicidad no ha sido fácil, ya que para estar juntos, Danny Moder tuvo que poner fin a un matrimonio de 4 años con la maquilladora Vera Steinberg, una situación que Julia Roberts calificó en la entrevista de "terriblemente complicada".

‘Benjamin se marchó y encontró la felicidad’
Y ella misma tuvo que terminar su relación de cuatro años con Benjamin Bratt. Se dice que éste deseaba formar una familia, pero que la fama de la actriz le preocupaba, incluso una vez habló de la situación como si de un molesto mosquito zumbando al oído constantemente se tratase. "Creo que él -dijo refiriéndose a Bratt- estaba en su derecho de elegir lo que quería, y así es mucho mejor porque no era feliz. Él se marchó y encontró la felicidad en un lugar donde no hay mosquito alguno".

Más sobre: