Woody Allen quiere comprar un palacio 'maldito' en Venecia

Construido en 1487 sobre el Gran Canal, sus últimos propietarios han muerto todos en extrañas circunstancias

by hola.com Woody Allen le ha echado el ojo a un edificio renacentista en Venecia. Al parecer, el cineasta neoyorquino, que es un completo enamorado de la ciudad de los canales desde hace años, está deseando cerrar el trato para adquirir el Palacio Dario -que fue objeto de inspiración para varios pintores, entre ellos, Claude Monet, que lo pintó en 1908-, cuya construcción se atribuye a Pietro Lombardo en 1487, situado en el Gran Canal. Quizá esta noticia no tendría nada de extraño si no fuese porque sobre el palacete pesa una temible leyenda negra, cimentada y acrecentada por el hecho de que muchos de sus propietarios han muerto en extrañas circunstancias.

Una rebaja en el precio
La maldición, sin embargo, no parece afectar para nada a Woody Allen. Muy al contrario, el cineasta quiere aprovechar la rebaja del precio de venta que ha sufrido la propiedad en el último año -ha pasado de costar 10,8 millones de euros (1.700 millones de pesetas) a los 6,4 millones de euros (unos 1.000 millones de pesetas)- para hacerse con el inmueble.

La ciudad en la que se casó
Woody Allen,, el cineasta neoyorquino por excelencia, lleva ya algunos años intentando comprar un inmueble en la ciudad italiana, donde acude con cierta asiduidad -recordemos que suele asistir a la Mostra a presentar sus películas- y donde contrajo matrimonio con Soon-Yi hace cinco años. La ciudad de los canales también le sirvió como fondo para rodar gran parte de la película, Todos dicen I love you.

Más sobre: