Winona Ryder se declara inocente durante la vista oral del juicio

La actriz está acusada de robar en unos grandes almacenes artículos por valor de 5.400 euros y de posesión ilegal de medicamentos

by hola.com La actriz Winona Ryder se declaró inocente de los cargos de robo en unos grandes almacenes y posesión ilegal de medicamentos en la vista oral celebrada ayer ante un tribunal de Los Ángeles.

La actriz detencion cuando fue sorprendida en los almacenes Saks Fith Avenue del lujoso barrio de Berverly Hills, con unos artículos por valor de 5.000 dólares (unos 5.400 euros) que supuestamente no había pagado y a los que habría cortado los mecanismos de seguridad, según la denuncia de los grandes almacenes.

Winona llevaba barbitúricos en el bolso
En el momento de la detención Winona Ryder, de 30 años, además llevaba en el bolso un medicamento a base de opio, Oxycodone, sin la preceptiva recita médica, necesaria en Estados Unidos para adquirir este tipo de medicinas.

El juez encargado del juez, Elden Fox, señaló que había indicios suficientes para creer que la actriz era culpable y que debía responder ante los cargos tras escuchar a la acusación y la defensa y admitir a trámite el caso.

La defensa sigue diciendo que todo es un error
El abogado de la actriz, Mark Geragos, señaló que su cliente está siendo tratada injustamente por la fiscalía de Los Ángeles, ante la que piensa presentar un recurso. En el momento de la detención del abogado de Ryder apuntó a que todo había sido un error y que su cliente tenía los recibos que probaban que la actriz había pagado los artículos. Geragos dijo entonces que los grandes almacenes habían denunciado a su cliente en busca de publicidad debido a la popularidad de la actriz.

Winona ante el juez
La protagonista de Mujercitas, que lleva el brazo en cabestrillo debido a un pequeño accidente con un cámara hace unos semanas, compareció ayer ante el tribunal finalmente -la vista oral ha sido retrasada en cinco ocasiones- y escuchó tranquila y muy callada toda la sesión durante la cual, el juez señaló los cargos que se le imputan. La actriz, vestida con una camisa multicolor y pantalones negros, sólo abrió la boca para ratificarse en su declaración del pasado mes de febrero en la que ya señaló que se consideraba inocente de todos los cargos.

El juicio tiene previsto celebrarse el próximo día 13 de agosto. Si la actriz, que se encuentra en libertad bajo fianza, es declarada culpable podría ser condenada a una pena máxima de tres años y cinco meses de prisión.

Más sobre: