En su perfecto papel de seductor, Richard Gere aterrizó el pasado fin de semana en Madrid para presentar su nueva película, Infiel, dirigida por Adrian Lyne, en la que vuelve a compartir pantalla con Diane Lane, más de tres lustros después de trabajar con ella en la película de Francis Ford Coppola The Cotton Club. Budista convencido, padre tardío -su hijo Homer, fruto de su relación con la ex modelo y actriz Carey Lowell, tiene dos años- y actor polifacético, Richard Gere atraviesa un excelente momento profesional. Y en los últimos tiempos no ha parado de trabajar.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más