Richard Gere paseó su atractivo por Madrid

by hola.com Sonriente, simpático y muy seductor. Así se mostró Richard Gere durante la rueda de prensa que, con motivo de la promoción de su última película, Infiel, ha celebrado este mediodía en el hotel Ritz de Madrid. A sus 52 años, el protagonista de Pretty Woman no ha perdido ni un ápice del atractivo que le ha caracterizado siempre y, como él mismo afirmó, sigue siendo el único Gigoló.

La competencia del joven francés Olivier Martinez, que interpreta al amante de su mujer en el filme, no parece haber afectado al canoso más deseado de Hollywood, quien afirmó, entre bromas, que "Oliver es mucho mejor que yo, lo garantizo", aunque se preguntó después cómo era posible que existiera otro seductor de su nivel. "¡Si yo soy ‘El Gigoló’!, ¿cómo puede haber otro?", dijo entre risas haciendo referencia a su American Gigoló, de 1980.

El actor se deshizo en halagos hacia Diane Lane, su compañera de reparto en Infiel, con quien rodó hace18 años Cotton Club, bajo la dirección de Francis For Coppola, y junto a la que vuelve a aparecer ahora en la gran pantalla, cuando ambos han madurado como actores y como personas. "Diane es una actriz de mucho talento, muy creativa y espontánea. Ya lo era cuando trabajamos juntos la primera vez y sólo tenía 18 años. Ella se rió cuando yo le comenté que ahora tiene la edad que tenía yo cuando rodamos Cotton Club. Es una persona muy auténtica".

"Sí perdonaría una infidelidad"
Gere, unido sentimentalmente a la ex modelo y actriz Carey Lowell, con quien tiene un hijo de dos años, Homer, afirmó que perdonaría una infidelidad "si ese perdón ayuda a la relación a hacerse más positiva, a madurar y ser más íntima". Una visión muy distinta a la de Edward, el marido engañado al que da vida en el filme, que mata al amante de su mujer cuando descubre el engaño.

Adrian Lyne, director de Infiel, manifestó su "fascinación" al poder hacer este remake de la película que el francés Claude Chabrol hizo en 1969, La mujer infiel. "Cuando vi la película hace treinta años me fascinó, era tan buena que no la quería tocar. Pero yo he querido plasmar con más intensidad la relación de ella con el amante y la relación con su esposo. Es lo que más me interesa que se vea".

La promesa francesa
Olivier Martinez, conocido por su intervención en Antes que anochezca, se mostró orgulloso de haber trabajado con Gere, pero más que por su categoría como actor, por sus cualidades como persona. "Es un gran ser humano, y un hombre muy interesante", afirmó el joven francés, que, con su derroche de encanto y sentido del humor ante la prensa, demostró que no tiene absolutamente nada que envidiar a la estrella de Oficial y caballero.

Más sobre: