Sylvester Stallone y Jennifer Flavin, padres de una niña a la que llamarán Scarlet Rose

by hola.com Sylvester Stallone y Jennifer Flavin han sido padres de una niña. La pequeña, tercera hija de la pareja, que nació el pasado sábado en un hospital de Los Ángeles, pesó 3,5 kg y midió 56 centímetros, según ha informado el publicista del conocido actor. Siguiendo la costumbre familiar, el popular protagonista de Rambo ha elegido para su tercera hija un nombre que comienza con la letra ese (los nombres de todos sus hijos, incluidos los dos varones habidos en su primer matrimonio, comienzan por ese), Scarlet, y llevará como segundo nombre el mismo que sus hermanas, Rose.

Sylvester Stallone, de 55 años, y la ex modelo Jennifer Flavin, de 33, contrajeron matrimonio en el hotel Dorchester de Londres en mayo de 1997. Sophie Rose, la primogénita de la pareja nació en agosto de 1996 y la pequeña Sistine Rose -nombre elegido en recuerdo a la capilla Sixtina-, en junio de 1998. Además, el actor tiene dos hijos varones mayores, Sage y Seargeoh, fruto de su primer matrimonio con Sasha Czack -estuvo casado en segundas nupcias con la modelo y actriz Brigitte Nielsen, pero no tuvieron descendencia-.

Quería otra niña
Hace unos meses, al conocer la noticia de su nueva paternidad, Sylvester Stallone se mostró encantado con la idea de que fuese otra niña: "Estamos encantados y cruzo los dedos para que sea otra niña". Si así fuese y, para seguir la tradición, el nombre de la pequeña comenzaría también por la letra ese" El actor ya se mostró muy contento cuando nació Sistine: "Me encanta que haya sido niña, porque serán siempre amigas. Lo sé, porque mi mujer tiene otras dos hermanas".

Su hija Sophie nació con una lesión de corazón Sylvester Stallone y Jennifer Flavin pasaron duros momentos cuando su primera hija, Sophie, nació con una lesión en el corazón que la tuvo a las puertas de la muerte hasta que fue sometida con éxito a una difícil operación. Entonces la pareja aún no había contraído matrimonio y, aunque el actor había expresado varias veces su idea de no volver a casarse, esta difícil prueba y un grave accidente de coche en el que casi pierde la vida, le hicieron cambiar de opinión.

Más sobre: